Bienvenido a ConMosca,

 Crear Cuenta[ Inicio | Contacto | Foros | Galeria ] 

  Secciones
» Atlas de Pesca
  • Buscador
  • Zonas
  • Fichas
» Archivo de Moscas
» Museo
» Lanzado
» Montaje
» Revista Montes
» Desde la Orilla. gR
» En el Mar
» Historias
» Artículos
» Noticias
» Diccionarios
  • Pesca CM
  • Geográfico
» Biblioteca

  Mensajero

1 invitado(s)
0 miembro(s)
Eres un invitado


Usuario

Contraseña


Articulos Pasados
Miércoles, 05 noviembre
· Un poco de literatura (3)
Miércoles, 22 octubre
· Crónica del XII Encuentro ConMosca 2014 (0)
Miércoles, 08 octubre
· 10 años de gestión (2)
Miércoles, 01 octubre
· La rhodani de otoño: Pseudocloeon atrebatinus (Eaton, 1870) (16)
Miércoles, 27 agosto
· Bajos de línea anudados y simples para la pesca con mosca seca (1)
Miércoles, 13 agosto
· El efecto Frankenstein (4)
Miércoles, 02 julio
· Despejando incógnitas... la Serratella hispánica (Eaton, 1887) (19)
Martes, 17 junio
· Migración de peces (1)
Miércoles, 11 junio
· La pesca reflejada artísticamente II (12)
Martes, 03 junio
· Apuntes de pesca con mosca. Capítulo 2 (13)


Enviado el Miércoles, 05 de noviembre de 2014 a las 08:00:00
Tópico: Artículos
Artículos

Un poco de literatura

En una página como esta, donde podemos encontrar información abundante y variada sobre nuestra afición, no está de más recordar qué es lo que nos mantiene aquí. Por qué, a pesar de las dificultades y las decepciones, seguimos enganchados a la pesca. El problema es que entrar en este tema, supone hablar de sensaciones y de sentimientos, y esto no es nada fácil. Hay que combinar una profunda pasión por la pesca, común a casi todos los que por aquí andamos, con unas dotes literarias de las que carecemos la mayoría. Es muy difícil pescar bien, pero es aún más difícil escribir bien. Por eso, creo que es una buena idea compartir algunos textos que se han convertido en clásicos, y que es una pena que no sean más conocidos.

El primero de ellos es el famoso “Testamento de un pescador”, de “Robert Traver”. En realidad, este nombre es un seudónimo que oculta al verdadero autor, el juez y escritor americano John D. Voelker (1903–1991):

“Pesco porque me gusta pescar, porque amo los lugares invariablemente hermosos donde se encuentran las truchas y odio los lugares, invariablemente feos, donde se reúnen las multitudes.

Pesco porque así escapo de anuncios de televisión, de reuniones y de poses sociales. Porque en un mundo donde la mayoría de los hombres parecen pasar sus vidas haciendo cosas que detestan, mi pesca es a la vez una fuente inagotable de placer y una pequeña rebelión.

Porque las truchas no mienten, ni engañan, y no pueden ser compradas ni sobornadas o impresionadas con el poder, sino que responden únicamente a la quietud, a la humildad y a una infinita paciencia.

Porque sospecho que el hombre recorre este camino por última vez y yo al menos no quiero desperdiciar el viaje.

Porque, afortunadamente, no hay teléfonos en los ríos trucheros; porque solamente en los bosques puedo encontrar la soledad sin sentirme solo; porque el whisky que se toma en una vieja taza de hojalata siempre sabe mejor; porque quizás algún día atraparé una sirena.

Y, finalmente, no porque considere que pescar sea tan terriblemente importante, sino porque sospecho que el resto de las preocupaciones de los hombres son igualmente intranscendentes y ni por asomo tan divertidas.”

Poco que añadir a un texto tan inspirado. Tan sólo, comentar que la primera vez que lo conocí, fue en uno de los últimos videos de Mel Krieger, y me impresionó el sentimiento y la convicción con que lo recitaba con su voz tan característica, masticando cada palabra.

Pero si hablamos de literatura relacionada con la pesca con mosca, todos estaremos pensando en la novela de Norman Maclean (1902-1990), traducida con el título de “El río de la vida”. Por supuesto, la mayoría llegamos a este texto a través de la película. Pero es una lástima quedarse sólo en las imágenes; el texto de Maclean es simplemente asombroso. El propio autor era consciente del valor de un relato en el que había puesto toda su alma, y no fue fácil convencerle para que permitiera la realización de la película. Su primera reacción fue explosiva: “Verá, me ha llevado cuarenta años escribir esto y ahora no voy a dejar que Hollywood lo convierta en pornografía”. Afortunadamente, Robert Redford fue capaz de hacerle cambiar de idea, y el resultado fue el que todos recordamos, con Brad Pitt siendo arrastrado corriente abajo por una monstruosa arcoiris. El libro comienza con una auténtica declaración de intenciones:

“En mi familia no había una frontera clara entre la religión y la pesca con mosca. Vivíamos en una zona de grandes ríos trucheros, en Montana Occidental, y nuestro padre era un pastor presbiteriano y pescador con mosca que preparaba sus propias moscas y enseñaba a otros a hacerlo. Nos contaba que los discípulos de Cristo eran pescadores, y eso nos hizo pensar a mi hermano y a mí que todos los pescadores de primera del Mar de Galilea eran pescadores con mosca, y que Juan, el favorito, pescaba con mosca seca. “

Y, tan impactante como el principio, es el final:

“Como muchos pescadores de Montana Oeste, donde los días de verano son casi árticos por su duración, a menudo no comienzo a pescar hasta que llega el frescor del atardecer. Entonces, en la media luz ártica del cañón, toda existencia se funde en un único ser con mi alma, mis recuerdos, los sonidos del río Big Blackfoot, un ritmo de cuatro tiempos, y la esperanza de que suba un pez. Finalmente, todas las cosas se funden en una, y un río la cruza. El río quedó trazado por el gran diluvio universal, y sus aguas fluyen sobre las rocas desde los cimientos del tiempo. Sobre algunas rocas hay gotas de lluvia intemporales. Las rocas cubren las palabras, y algunas de las palabras les pertenecen.
Estoy hechizado por las aguas”

Pero, entre medias, hay párrafos igualmente memorables. Por ejemplo, haciendo referencia al lanzado:

“Con respecto a mi padre, nunca supe si él creía que Dios era un matemático, pero sin duda creía que Dios era capaz de contar, y que sólo coincidiendo con los ritmos de Dios estábamos en condiciones de recuperar el poder y la belleza. (…) Pues bien, hasta que el hombre sea redimido, siempre echará la caña demasiado atrás y demasiado adelante, tal como un hombre sin conocimiento siempre se excede al impulsar un hacha o un palo de golf, y pierde toda su fuerza en algún punto, en el aire. (…) Mi padre estaba muy seguro acerca de ciertos temas que se refieren al universo. Para él, todas las cosas buenas –tanto la trucha como la salvación eterna- se adquieren por la gracia, y la gracia se adquiere por el arte, y el arte no se adquiere con facilidad. Es decir, que mi hermano y yo aprendimos a lanzar según el estilo presbiteriano, con un metrónomo. “

Por supuesto, el estilo de lanzado se atenía escrupulosamente a las reglas clásicas; las escuelas modernas de lanzado aún no habían nacido:

“Hay que recordar – como decía siempre mi padre-, que es un arte que se ejecuta con un ritmo de cuatro tiempos, entre las diez y las dos en punto. “

Sin duda, era plenamente consciente de esas fronteras y divisiones que los propios pescadores levantamos entre nosotros:

“Izaak Walton –nos dijo cuando mi hermano tenía trece o catorce años- no es un escritor respetable. Era episcopaliano y pescaba con cebo.”

“Mi hermano tenía con las moscas la misma relación que mi padre, que era un buen carpintero, tenía con las herramientas: afirmaba que cualquiera podía lucirse como carpintero si disponía de las herramientas suficientes. Pero yo no era tan buen pescador como para desdeñar las herramientas.“

“Paul llevaba todas sus moscas en la cinta del sombrero. Pensaba que con cuatro o cinco moscas corrientes de distintos tamaños ya podía imitar los movimientos de casi cualquier insecto acuático o terrestre en cualquier etapa, desde la larval a la alada. Siempre me gastaba bromas por mi costumbre de llevar tantas moscas. “

No siempre es complaciente con los pescadores. Tal vez fuera un poco cascarrabias, pero sin duda era un hombre inteligente que critica con agudeza y muy pocas palabras lo que no le gusta:

“Los pescadores también piensan que el río fue hecho en parte pensando en ellos, y hablan del tema como si así hubiese sido.”

Y sobrevolando todo el relato, enlazando con el párrafo inicial, una idea fascinante y muy arraigada en la mentalidad de los pescadores americanos: la pesca sirve para curar el alma.

“Tengo un hermano menor –dijo- que es un chico estupendo, pero que siempre está metido en problemas.

-¿Qué hace usted para ayudarlo?- pregunté.

-Lo llevo a pescar –me dijo después de una larga pausa. “

Por supuesto, los párrafos anteriores no agotan un texto realmente espléndido. Para aquellos que se manejen con un mínimo de soltura con el inglés, es recomendable acudir a la versión original. Con la traducción, inevitablemente se pierden matices del estilo de Maclean, depurado hasta el extremo.

Y, también por supuesto, estas dos obras no agotan el tema de la literatura relacionada con la pesca. Tal vez haya tiempo de volver sobre él en otra ocasión.

Jesús García Azorero.


 
  Opciones

Añadir a Favoritos  Favoritos
Enviar a un Amigo  Enviar
Versión Imprimible  Imprimir

  Relacionados
· Más Acerca de Artículos
· Noticias de ernesto


Noticia más leída sobre Artículos:
Pescando entre nubes. Video de pesca


Los comentarios son propiedad de quien los envió. No somos responsables por su contenido.

No se permiten comentarios Anónimos, Regístrese por favor

Re: Un poco de literatura )
por mihijopescador el Miércoles, 05 de noviembre de 2014 a las 09:17:15
(Información del Usuario | Enviar un Mensaje) mihijoelpescador.blogspot.com.es
Añado al desconocido Ota Pavel:

"Si quieres ser feliz una hora, emborráchate; si quieres ser feliz tres días, cásate; pero si quieres ser feliz toda la vida, hazte pescador".

"La pesca es, antes que nada, libertad. Caminar kilómetros y kilómetros en busca de truchas, beber agua de las fuentes, estar a solas y libre al menos durante una hora, unos días, o hasta semanas y meses. Liberado de la televisión, de los periódicos, de la radio y la civilización."

'Cómo llegué a conocer a los peces" de Ota Pavel. Sajalín Editores. Traducción de Patricia Gonzalo de Jesús.



Re: Un poco de literatura )
por farioreo el Viernes, 07 de noviembre de 2014 a las 01:02:41
(Información del Usuario | Enviar un Mensaje) USA
Como diria Mcclean wow amigo azorero.Le has mencionado en el rio d ela vida pero... aqui ,nos has tocado a todos el espirito d e la vida; d e la vida pescatil d e mosqueros.Que palabras mas hermosas nos has escrito aqui pues todos los que aqui te leemos ;esto lo sentimos y muy profundamente.Gracias por recordarnos la esencia de lo que somos como mosqueros o como Mel Krieger decia,la esencia de lanzar la mosca!te felicito por tocar mi nostalgia y la d emuchos aqui pues en mi caso y con el pasar de los años estos sentimientos ,como decia Traver,son parte del viaje que solo recorremos una vez!Te felicito.Un saludo.farioreo.



Re: Un poco de literatura )
por Casiopea el Sábado, 08 de noviembre de 2014 a las 15:16:42
(Información del Usuario | Enviar un Mensaje)
Muy delicioso, Azorero, releer estas evocadoras líneas. Para los que no se manejen bien en inglés, como me ocurre a mí, las obras de Voelker se pueden adquirir traducidas al francés en un conocido mayorista mundial de libros. "Testament d'un pêcher á la mouche" e "Itineraire d'un pêcher á la mouche". Para pasar buenos ratos en el invierno.....saludos a todos.



Todos las imágenes y contenidos de esta web son propiedad de sus respectivos autores. Los comentarios y la responsabilidad de las opiniones en ellos vertidas son propiedad de la persona que los envía. Queda expresamente prohibido reproducir cualquier contenido de esta página sin autorización expresa de sus responsables, con la excepción de nuestros titulares que podrán ser publicados usando el archivo RSS/XML
Accede a nuestro archivo RSS/xml Desde este enlace puedes validar nuestro archivo RSS/xml
© 2002-2014 ConMosca - Designed by Trimedia - NoSpam NoVirus by SoloMail.es
El servidor se paga con la publicidad.
Este sitio esta desarrollado con PHP-Nuke. PHP-Nuke es Free Software con GNU/GPL license.
Página Generada en: 0.077 Segundos