Editorial de Conmosca

Siempre habrá regiones que avancen, otras que se queden atrás y otras que vayan retrocediendo o simplemente se mantengan como están. Y dentro de una misma región, pueden darse simultáneamente estas distintas situaciones en función del ámbito en el que nos movamos.

elmataderoComo el ámbito en el que nos movemos en este caso se circunscribe estrictamente a lo relacionado con la pesca deportiva, no podemos sino maravillarnos ante el que quizás sea el primer caso conocido en la historia de España en el que PSOE, IU y PP aprueben una moción por unanimidad.

Por desgracia se ha alcanzado en el ayuntamiento de Parres para llevar ante la Junta General del Principado de Asturias una propuesta promovida por la asociación de hostelería local que consistente en permitir la venta de salmones, truchas y reos pescados legalmente en los cauces asturianos y la creación de una rula, probablemente en Arriondas, en la que particulares y profesionales del sector puedan participar en la subasta del pescado.

Y conocida la información, uno se pregunta: ¡¿pero en qué cabeza cabe?!

Pues desgraciadamente, en muchas. En demasiadas. Pero es absurdo negar la realidad para quien la conoce mínimamente.

Vemos año tras año como el salmón agoniza en los ríos asturianos y como buena parte de los aficionados a la pesca parecen estar más preocupados por la ampliación de la temporada en la que se permite la pesca extractiva o el periodo en el que determinado arte de pesca esté permitido, que en reclamar planes completos de gestión que incluyan la exigencia del cumplimiento de la Directiva Marco del Agua europea, el control de la proliferación de especies alóctonas o el buen funcionamiento de muchas depuradoras que no cumplen su función, por citar solamente alguno de los ejemplos más claros.

En cualquier caso, sería injusto responsabilizar exclusivamente a la Administración, las asociaciones hosteleras o las asociaciones de pescadores. Si no ha calado ya entre estos colectivos la idea de que un pez tiene más valor en el río que en una cazuela, la única opción posible es que se movilice la sociedad civil para reclamar la conservación de un bien que es de todos, y en el que la opinión o las exigencias de determinados colectivos debería ser solamente un punto de vista más, y no lo que marque las líneas maestras que la Administración siga año tras año para contentar a unos y otros en función de dichas exigencias. Mientras vamos perdiendo progresivamente un recurso que es de todos, no solo de los pescadores, de los ribereños o de los hosteleros.

El modo más sencillo de romper esa unanimidad de los partidos políticos en el ayuntamiento de Parres, cuando la propuesta llegue a la Junta General del Principado, sería hacerles ver que nos importa a todos, no solo a pescadores y hosteleros, para que así tengan en consideración el hecho de que pueden arriesgarse a perder o ganar más votos que los correspondientes exclusivamente a aquellos colectivos de los que parte esta disparatada idea, camuflada en argumentos falaces tales como que el hecho de permitir su venta sin aumentar los cupos no supondría una mayor presión de pesca o que el hecho de comercializar los salmones, reos y truchas supondrá un nuevo reclamo turístico.

Y suponiendo que el disparate se consuma, iniciativa que en este momento no parece claramente descartable, la siguiente cuestión que debemos afrontar está relacionada con las posibles opciones para articular en la práctica la comercialización de dichas especies.

Por muy elevado que fuese el precio que pudiesen alcanzar los pescados en la subasta, ¿serían suficientes los ingresos como para que los pescadores que decidiesen subastar sus capturas lo hiciesen dándose de alta como trabajadores autónomos para así poder emitir la correspondiente factura y pagar los impuestos pertinentes? ¿Habrá ya alguna asociación de pescadores que esté barajando la creación de alguna cooperativa para poder así sortear la cuestión planteada en la pregunta anterior y que aquellos que decidan subastar sus capturas puedan hacerlo? ¿Se crearán nuevas asociaciones con este propósito? ¿Admitirá la Administración con total naturalidad que determinados individuos puedan ingresar unos cuantos cientos de euros cada año sin rendir cuenta alguna ante Hacienda o la Seguridad Social?

Dado que los impulsores de esta propuesta insisten en que los salmones a subastar deberán portar el correspondiente precinto ¿Cómo controlaremos esta situación en el caso de reos y truchas? ¿Deberán pasar también por algún tipo de centro de precintaje o de control de la guardería? ¿Veremos a un único pescador acompañado de varios familiares y amigos atribuyendo a cada uno de ellos la captura del correspondiente cupo de truchas y/o reos? ¿Se tramitará alguna propuesta para que, finalmente, dichas especies gocen de alguna indicación geográfica protegida o denominación de origen?

Podríamos estar planteándonos cuestiones de este tipo durante horas, ofreciendo respuestas de lo más variopintas y acabaríamos, seguramente, por no llegar a ninguna parte, porque la cuestión más importante, la que de verdad debe plantearse, y ya vamos llegando ciertamente tarde para hacerlo, es: ¿realmente le importa a alguien algo de todo esto?

Hace meses que circula la noticia de que cierta asociación de hosteleros, apoyada por cierta asociación de pescadores, y con el visto bueno de determinados sectores, pretenden retroceder unos cuantos lustros para que la comercialización de los salmónidos de los ríos asturianos vuelva a formar parte del marco legal que regula la pesca en las aguas continentales del Principado.

Asturias mantiene ciertamente una normativa de pesca en sus aguas continentales que, comparada con otras comunidades autónomas, como Castilla y León o Castilla La Mancha, ya nos retrotrae a un tiempo que poco tiene que ver con el actual estado de sus ríos y sus poblaciones de salmónidos. El conjunto de la sociedad ignora este hecho porque está fuera de su interés, y las partes interesadas, en buena medida, vemos que tienen entre sus principales objetivos propuestas como permitir la pesca con muerte y con cualquier arte de pesca desde marzo hasta agosto, volver a la comercialización de los salmónidos o que los tramos de pesca sin muerte vean reducido su ya exiguo porcentaje en el total de los kilómetros de río pescables dentro del Principado de Asturias.

Visto así, si la sociedad no reacciona como garante de la conservación de un recurso tan preciado y que, gestionado de una forma bien distinta, podría ser infinitamente más valioso de lo que actualmente es, terminaremos por vernos abocados a una veda total que tampoco garantizará una recuperación sostenible a largo plazo, porque ejemplos cercanos acerca de la efectividad de dicha media, cuando no va acompañada de muchas otras, ya los conocemos.

Mientras tanto, los plazos se van agotando, y la decisión más importante que ha de tomar Asturias respecto a la gestión de sus recursos pesqueros y la conservación de sus cauces fluviales, será determinar si las medidas que la Administración tome a este respecto deben ser influenciadas exclusivamente por pequeños grupos -como asociaciones de hosteleros o pescadores- que, actuando como lobistas, traten de que sus intereses prevalezcan. O si, por el contrario, es toda la sociedad la que debe exigir que la gestión de tan valiosos recursos se haga con la conservación medioambiental como eje vertebrador de un todo en el que a las partes interesadas podrán mantener su voz, ya sean pescadores, hosteleros, agricultores, ecologistas o ganaderos, pero no se les podrá permitir que impongan la fuerza de sus votos como medida coercitiva.

Debe Asturias, por tanto, decidir en su conjunto si dentro de este ámbito quiere progresar, retroceder, quedarse como está o seguir anclada en una indiferencia generalizada que no conduce a parte alguna.

 

Escrito por Admin

    2 comentarios

  1. farioreo 09/06/2016 at 15:33

    Si eso ocurre no vuelvo,en lo que me quede de vida,a sacar la licencia de Asturias.Ahora que hay menos y cuesta mas pescarlos por falta de eclosiones,salvo a gusana,mosca de la casa,etc etc ,en breve tendremos el furtiveo del arpon,la lejia,la ,mano y el trasmallo.Di que si asturias,vuelve a la prehistoria;pero no a la que estaba llena de truchas si no la que estaba vacia de cerebro,informacion y logica,

Deja un comentario