Este diario pretende reflejar cómo es un viaje de pesca tipo a Chile y sobre todo, el programa que la mayoría de los guías van a ofrecer al pescador, esto es, los ríos a pescar. De su lectura sólo esperamos que el pescador lo disfrute y que aquellos que llevan tiempo pensando en este destino de pesca, no lo duden y se animen a llevarlo a cabo pues realmente merece la pena.

01

PREPARACIÓN DEL VIAJE

Las fechas para realizar este viaje son entre noviembre y marzo, que corresponderían climatológicamente a los meses de mayo a septiembre de nuestro hemisferio. Nosotros viajamos en febrero mes en que puedes asegurarte el mejor tiempo, aunque esto siempre es relativo en la Patagonia.

Debéis de prepararlo con antelación y estar atentos a las ofertas de los vuelos con destino Santiago de Chile. Para ello contad con que Iberia y/o LAN suelen ofertar vuelos baratos a partir del mes de septiembre, siendo un buen precio pagar en torno a los 800€ por un billete de ida y vuelta.
Una vez comprado el billete hay que coordinarlo con el vuelo interior de Santiago a Balmaceda, pequeño pueblo de 500 habitantes y puerta de entrada internacional a la región. En esas fechas suele haber dos vuelos diarios y un buen precio está en torno a los 150€ ida y vuelta.
Con los billetes comprados, os aseguráis que el guía os reserve en firme los días de pesca y el papeleo que ello conlleva.

Nosotros nos asentamos en Coyhaique pues además de ser la ciudad más grande de la región donde puedes disponer de cualquier necesidad, está estrategicamente cerca de multitud de ríos y lagos; También cuenta con varias empresas y servicios de guías de pesca.

Con todo esto, podéis empezar a confeccionar una útil lista con todo lo que os pueda hacer falta como materiales de pesca, documentación, etc.

Ciudad de Coyhaique en la falda de la montaña

Ciudad de Coyhaique en la falda de la montaña

Centro de Coyhaique

Centro de Coyhaique

EL VIAJE.

Tened en cuenta que váis a perder prácticamente dos días en el viaje de ida y otros dos en el de vuelta. Se hace en tres fases:
• Vuelo directo desde Madrid a Santiago de Chile (unas doce horas)…
• Vuelo desde Santiago a Balmaceda (unas dos horas y media)…
• Trayecto en coche desde Balmaceda a Coyhaique (unos cincuenta minutos)…
Contad que a la ida ganais las 4 horas de diferencia horaria y a la vuelta las perdéis.

Largo vuelo Madrid - Santiago

Largo vuelo Madrid – Santiago

Maravillosas vistas en el vuelo Santiago - Balmaceda

Maravillosas vistas en el vuelo Santiago – Balmaceda

Lo normal es que en el aeropuerto de Balmaceda os recoja el guía y os traslade hasta el lodge o la casa donde os alojaréis.

Una vez instalados este fue nuestro programa de pesca:

Día 1: Río Simpson
Día 2: Río Blanco
Día 3: Río Emperador Guillermo
Día 4: Río Ñirehuau y Norte
Día 5: Ríos Toqui/Mañihuales y Cisnes
Día 6: Lago Carlota

Río Simpson

Río Simpson

RÍO SIMPSON
Recién llegados a Coyhaique y sin tiempo y ganas para deshacer las maletas e instalarnos en el lodge, fuimos a pescar con los nervios lógicos después de meses preparando con detalle el viaje. Como lo más cercano era este río fuimos a pescarlo sin más dilación. El día era soleado y con un viento más fuerte de lo que es normal aquí, lo que nos dificultó la precisión en los lances. Incluso a veces nos hacía dudar en qué sentido discurría la corriente.

¿Hacia dónde va la corriente?

¿Hacia dónde va la corriente?

Pescamos a seca y a tándem empleando moscas tipo chernobyl y ninfas tipo perdigón, capturando truchas comunes e iris de un tamaño medio (entre 20 y 40 cmt) en una jornada realmente fructífera en capturas con dobletes y tripletes nuestro tercer compañero pescando a ahogada.
El río, y todos los demás como posteriormente pudimos comprobar, bajaba muy corto de agua debido a un seco invierno escaso en nevadas y, es que, el cambio climático es general por desgracia.

Primeras capturas

Primeras capturas

Agotados por el largo viaje, dejamos de pescar al atardecer con un gran sabor de boca y deseando que fuesen así el resto de los días.

RÍO BLANCO
Después de un buen desayuno y un excelente mate vigorizante, la pila ya estaba recargada para disfrutar de otro río. El Blanco es un arroyo típico de montaña con grandes bolos de piedra y miles de posturas muy claras.

09

Rio Blanco

Rio Blanco

Este río en particular bajaba bien corto de caudal. Esto hizo que no dudásemos en pescar a seca atando en nuestro bajo una imitación de escarabajo. Las subidas eran continuas y francas. En cada lance nos sorprendían tres o más ataques a nuestra imitación. De vez en cuando nos encontrábamos con alguna poza en la que lanzar un tándem y poder así tentar a las truchas más escondidas con una ninfa.

Escarabajo en foam

Escarabajo en foam

12

Y así pasamos una jornada muy divertida y en la que nos topamos con el único pescador durante estos días, de San Sebastián para más señas.

RÍO EMPERADOR GUILLERMO
En esta jornada nos sorprendió la lluvia y el frío (de aquí que el tiempo en la Patagonia siempre es relativo). Esto unido al siempre presente viento patagónico hizo más difícil la jornada, pero como dice el refrán: siempre que llovió escampó…

Rio Emperador Guillermo

Rio Emperador Guillermo

Después de cumplir con el ritual de pedir permiso al dueño de la hacienda para acceder al río, atravesamos una pradera de altas hierbas que acariciamos simulando ser los “Gladiator” de la Patagonia y repletas de saltamontes, pista inequívoca de lo que comerían los peces.
Es un río no muy ancho y flanqueado generalmente por abundante vegetación. Montamos un tándem y enseguida tuvimos las primeras picadas tanto arriba como abajo.

Como tiran las iris

Como tiran las iris

Preciosa Iris

Preciosa Iris

Es un río en el que abundan las arco iris de una belleza y colorido que impresionan y de una talla muy variada. Combativas al máximo, más de una nos partió y no llevábamos un hilo precisamente fino. Nos hicieron disfrutar al máximo…

16

RÍO ÑIREHUAU (parte baja)
Es un río en su mayor parte no muy ancho y con zonas a veces muy profundas. Aunque situado en una zona de estepa estaba bordeado de arbustos y hierbas, lo que significaba abundante comida para las truchas gracias al persistente aire de la zona.

Río Ñirehuau

Río Ñirehuau

18

La imitación a atar al bajo era muy sencilla: chernobyl, saltamontes o grillos. Imitaciones todas ellas con patas de goma para llamar la atención. Resultó muy efectivo también hacer rayar la mosca a base de tirones tanto de la línea como de la puntera de la caña.

Preciosa fario del Ñirehuau

Preciosa fario del Ñirehuau

20

Pescamos truchas farios de una librea preciosa y con un llamativo vientre dorado. En las zonas más profundas nos sorprendió varias veces el ataque vertical de las truchas hacia la artificial gracias a esos movimientos anteriormente comentados.
Y así transcurrió otra jornada más hasta que el cansancio pudo con nosotros, pero no con la moral y las ganas de seguir…

21

RÍOS TOQUI/MAÑIHUALES Y CISNES
El río Toqui/Mañihuales lo pescamos por la mañana de camino al río Cisnes. Tentamos al salmón en varios pozos pero sin fortuna. Más tarde, al mediodía localizamos unas corrientes muy tentadoras para presentar las ninfas y por primera vez pescamos con los consabidos perdigones.

22

23

24

Huelga decir que aquí también funcionan los perdigones…

25

Después de un suculento asado regado con ese buen vino chileno se impuso una merecida cabezada…

27

 

26

Tras unos cuantos kilómetros de ripio camino de La Tapera, llegamos por la tarde al Cisnes. Es un río mediano, sin apenas pozos, y con las posturas muy marcadas y determinadas por la presencia conjunta de arbustos y corrientes.
Fue en el único río donde vimos cebadas e hicimos un buen sereno aunque nos costó bastante regresar al punto de partida al hacérsenos de noche, gracias a las linternas frontales y al conocimiento del terreno del guía.

28

29

Librea espectacular la de este río

Librea espectacular la de este río

Atardeciendo

Atardeciendo

LAGO CARLOTA
Tras hacer noche en una pensión de la localidad de La Tapera, nos dirigimos hacia la reserva Racional del Lago Carlota. Después de un duro y largo viaje por caminos imposibles, llegamos a la cabaña del guardabosque que vigila esta reserva.

Cabaña del guardabosques

Cabaña del guardabosques

Lago Carlota)

Lago Carlota)

Tras invitarnos a comer juntos más tarde, atravesamos un hermoso bosque y llegamos por fin a sus orillas.

Como el Mediterráneo

Como el Mediterráneo

Es un lago más bien grande y que se pesca bien desde orilla pues no cubre mucho hasta entre 10 y 20 metros orilla adentro.

35

36

Montamos el equipo de lago, pero el fuerte viento no nos dejó apenas hacer lances más o menos decentes para que nuestros estrímeres trabajasen con éxito.

37

38

No obstante, pudimos pescar varias truchas y un salmón llamado sakura, propio de este lago.

39

40

41

Y con este día de lago terminó nuestra estancia en la Patagonia Chilena. Seis intensos días de pesca que os pueden parecer pocos, pero que os aseguro que fueron muy intensos y bien aprovechados dejándonos un buen regusto de boca y muchas ganas de volver.

Texto y fotos:

Manuel Cuartero. -cuartero-
Enruque Revuelta. Revuki-

Escrito por Admin

    2 comentarios

  1. Miguel100 05/04/2016 at 12:56

    Bonita crónica de un precioso viaje, que suerte cabronazo.

  2. farioreo 07/04/2016 at 00:04

    Muy bonito, gran pesca.Me han invitado varias veces y casi casi que voy;pero ahora que me jubilo con 67,Montana en septiembre me queda mas cerca y con mejor tiempo.saludos.

Deja un comentario