Publicado en Conmosca el 13 de marzo de 2013

En esta ocasión “o2natos” desde la humildad y el posible desconocimiento hemos querido dar a conocer una serie de pautas lógicas para pensar que ninfa poner así como para ayudarnos a razonar las causas por las cuales últimamente se han puesto tan de moda determinadas ninfas con colores llamativos y brillos, imitaciones que en la práctica nada o poco tienen que ver con los insectos que realmente comen los peces.
Para su realización hemos utilizado diversas fuentes como artículos de pesca argentinos, libros de fotografía submarina y búsquedas en Internet.
Con este artículo queremos que os “comáis la cabeza” y que penséis de forma diferente si no lo hacíais ya.
Para ello estudiaremos 5 variables:

1. El COLOR según la PROFUNDIDAD.

2. El COLOR según el AGUA.

3. El COLOR según el FONDO del río.

4. La LUMINOSIDAD según la HORA del día.

5. Los MATERIALES a usar: reflectantes, metalizados, fluorescentes…

Antes de nada como punto de partida queremos resaltar varias premisas que tendremos que tener en cuenta en todo el artículo, son las siguientes:

  • Un color sólo se verá como nosotros lo vemos en el aire si el agua deja pasar la luz de ese color.

  • Todos los colores al unirse forman la luz blanca. O lo que es lo mismo, la luz blanca está formada por la unión de todos los colores. Esta es la luz que percibimos fuera del agua.

  • Un objeto en el aire lo vemos de un determinado color porque absorbe todos los colores de la luz blanca salvo el suyo que es reflejado.

  • Los insectos al igual que el resto de animales que pueden ser depredados intentan mimetizarse con el medio para no ser atacados.

  • Cuando empleamos una ninfa de colores apagados similares a los de un insecto real, la mosca puede pasar desapercibida y camuflada sin ser detectada por la trucha al pasar a su lado. 

1.- CAMBIOS DE COLOR CON LA PROFUNDIDAD

El agua elimina determinados colores conforme aumenta la profundidad. Dicho de otra manera: hay algunos colores que no alcanzan determinadas profundidades, por lo cual no se podrán reflejar. Por ejemplo, una ninfa roja a más de 2 metros se convierte en negra (la luz roja no alcanza más de 2 metros de profundidad por lo que los colores rojos no se puede reflejar a esa profundidad transformándose en oscuros)
Es muy importante tener en cuenta el gráfico inferior que nos muestra los metros que alcanzan diferentes colores de la luz blanca en aguas claras:

Visibilidad en metros (m) de los diferentes colores

Conclusiones prácticas:

  • Las ninfas azules son las que se ven en aguas más profundas, por el contrario las rojas cambian de color a poca profundidad convirtiéndose en oscuras a los 2 metros
  • El color blanco de nuestras ninfas o cabezas siempre llamará la atención pues independientemente de la profundidad reflejará un color u otro.

2.- COLOR DE LAS AGUAS

Partimos de la base de que cada tipo de agua según su color filtra la luz que llega a ellas de diferente forma. Por ello los colores en profundidad también variarán según las aguas de los ríos que pesquemos.

Clasificamos las aguas según los colores:

  • Aguas turbias marrones: El azul , violeta, verde pierden su color. Los colores naranjas y rojos intensos se ven muy bien. Aguas turbias marrones con mucho sol: estas aguas bajo dichas condiciones se convierten en aguas rojas intensas siendo el color negro el que más destaca.

  • Aguas verdes: Los colores rojos y violetas pierden color. Los que mejor se ven son los verdes y amarillos.

    Aguas claras: los colores que mejor se ven son los blancos, amarillos y anaranjados.

     

    Por último cabe reseñar lo siguiente:

    • Las ninfas negras son muy eficaces ya que dicho color es uno de los que poseen un mayor contraste en casi todas las aguas.

    • En aguas de color, los únicos colores que mantendrán su color original serán los que tengan el color reinante del agua.

    3.- COLOR DEL FONDO
    Atendiendo al color del fondo cabe destacar dos puntos:

    • Si una trucha mira a través del agua contra el fondo azul del agua tanto las moscas claras como las oscuras funcionarán bien.

  • Cuando el pez mira hacia el fondo y este es de color oscuro las ninfas blancas se verán mejor, por el contrario si el fondo es de piedra clara destacarán más las ninfas oscuras.

    4.- HORA DEL DÍA Y LUMINOSIDAD

     Las truchas en el ojo poseen bastones y conos que se ajustan según los niveles de luz. Los bastones son capaces de detectar niveles mínimos de luminosidad pero no transmiten información sobre los colores. Y los conos funcionan en horas diurnas y captan el color.

  • Horas de elevada luz: Los conos están en la superficie de la retina y los bastones se retraen.
  • Horas de poca luz: Los conos se retraen y los conos avanzan hacia la retina para poder aprovechar la luz.

Conclusiones prácticas:

  • • En las últimas horas de luz las ninfas realistas con contornos y siluetas muy definidas ganan efectividad. Por el contrario los colores de la ninfa pierden relevancia.
  • • De igual manera en las últimas horas de luz la silueta unida al movimiento de nuestras imitaciones gana importancia. No solo por el efecto dominante de los bastones sino por el sistema sensorial de las truchas (que detecta vibraciones en el agua).

5.- BRILLOS, MATERIALES REFLECTANTES, METALIZADOS Y FLUORESCENTES

Pasamos a analizar las siguientes características de determinados materiales que utilizamos para el montaje de nuestras ninfas:

  • Materiales fluorescentes: Aunque sean iluminados por longitudes de onda inferiores (al aumentar la profundidad), mantienen la fidelidad a su color externo. Ej: una ninfa roja normal a más de 2 metros se ve oscura, si ese rojo es fluorescente seguirá manteniendo el color a cualquier profundidad.

Otra característica de su comportamiento es que aparecen apagados con la lejanía pero aumenta su brillo e intensidad al acercarnos a ellos. Por ello:

  • En aguas claras los peces puede acudir desde la lejanía a su búsqueda pero al acercarse el exceso de brillo les asusta.

  • Días oscuros y aguas turbias: son muy recomendables debido a su alto grado de contraste.

  • Brillantes: los colores brillantes aumentan su brillo si coinciden con el color reinante en el agua. Así en aguas verdosas las ninfas verdes con brillo destacarán más que el resto de imitaciones de colores brillantes.

  • Reflectores y metalizados: Las moscas reflectantes o metalizadas pueden resultar muy efectivas en determinados momentos si el ángulo de luz que incide sobre ellas produce reflejos.

Por el contrario si abusamos de dicho material puede ser contraproducente ya que si el ángulo de incidencia no es el correcto se origina un efecto espejo pasando desapercibida a la vista del pez.

Texto: Adrián Satué Fotografías: Jorge Garcés. -caddis-
www.o2natos.com

Escrito por Admin

    2 comentarios

  1. Vistor 18/02/2016 at 20:26

    Esto es una de esas cosas que todo el mundo sabe y nadie tiene en cuenta. Pero no solo es fundamental bajo el agua con el fin de llamar la atención de los peces con nuestras imitaciones, sino también fuera de ella para que el pescador se mimetice lo máximo.

  2. farioreo 23/02/2016 at 00:26

    Interesante, muy bien ilustrado he explicado.Gracias.

Deja un comentario