La anguila europea (Anguilla anguilla) con una de las “biografías” más interesantes y ajetreadas del mundo animal, se encuentra en un momento crucial para su conservación. El reclutamiento de angulas en Europa ha sufrido un intenso declive durante los últimos 25 años, por lo que en 2007 el Consejo de Ministros Europeo adoptó medidas para su recuperación que se recogen en el Reglamento (CE) Nº 1100/2007.

Artículo publicado en el nº86 de Ríos con vida, suscribete en http://www.riosconvida.es/

ANGUILAS AMARILLAS RECOGIDAS EN EL PASO PISCÍCOLA QUE LA DIPUTACIÓN DE GUIPÚZCOA TIENE EN EL RÍO ORIA

ANGUILAS AMARILLAS RECOGIDAS EN EL PASO PISCÍCOLA QUE
LA DIPUTACIÓN DE GUIPÚZCOA TIENE EN EL RÍO ORIA

Además, con efectos a fecha 13 de marzo de 2009, la anguila ha sido incluida en el Apéndice II del CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), donde figuran aquellas especies cuyo comercio debe ser controlado para evitar un uso incompatible con su supervivencia.

Hasta el momento no se ha documentado la freza de la anguila, pero las larvas leptocéfalas de menor tamaño (denominadas leptocéfalas por su forma de hoja) han sido encontradas en el Mar de los Sargazos, lo que hace suponer que es allí donde se reproducen.

Estas larvas, impulsadas por la corriente del Golfo, llegan a Europa a principios de invierno, entrando por el sur y llegando al norte ya en primavera. Una vez en las costas europeas, sufren su primera transformación morfológica, convirtiéndose en angula, y penetran en los estuarios. Cuando las condiciones son favorables, comienzan su migración ascendente en el río y se van pigmentando, convirtiéndose en lo que se conoce como anguila amarilla. Las anguilas amarillas pasan entre 2 y 20 años, dependiendo de la latitud, creciendo en los ríos y entonces sufren su última transformación, adquiriendo un color plateado y preparándose así para su último viaje, un viaje de vuelta a los Sargazos para reproducirse y morir.

El declive
graficaEn los años 70 pasaron por la lonja de San Juan de la Arena, Asturias, 59.918 kg de angula, mientras que en el año 2009 las capturas de angula fueron de tan sólo 272 kg (gráfica San Juan de la Arena). Este declive en las capturas de angula se ha observado en toda Europa y no se ha encontrado una correlación clara con un factor único; por lo que probablemente el declive pueda estar causado por una combinación de factores:

Pesca
Moriarty y Dekker (1997) estimaron que las capturas de anguila en Europa están en torno a las 30.000 toneladas (incluyendo todos los estadíos de vida). El efecto que la pesquería puede tener sobre la población varía en cada una de las cuencas, dependiendo de las artes empleadas, el esfuerzo pesquero y la fase de anguila capturada.

Obstáculos a la migración ascendente
Los obstáculos construidos en los cursos fluviales dificultan o imposibilitan totalmente la migración de la anguila aguas arriba, impidiendo que las anguilas colonicen grandes áreas de la cuenca. Estos obstáculos producen una pérdida total de la producción de anguila adulta aguas arriba, pero provocando una mayor mortalidad debido a la competencia intra especifica (Briand et al., 2003).

Obstáculos durante la migración descendente

El paso de la anguila adulta a través de turbinas de producción hidroeléctrica puede causar heridas serias, daños a largo plazo o incluso su muerte

El paso de la anguila adulta a través de
turbinas de producción hidroeléctrica puede
causar heridas serias, daños a largo plazo o
incluso su muerte

Las centrales hidroeléctricas son los obstáculos principales que encuentra la anguila en su migración descendente desde las cabeceras de los ríos hacia el mar. El paso de la anguila adulta a través de turbinas de producción hidroeléctrica puede causar heridas serias, daños a largo plazo o incluso su muerte (Dekker, 2004). Según estudios publicados a finales del siglo pasado (Hadderingh y Baker, 1998; Berg, 1985; 1987; and Dartiguelgongue, 1989; Larinier and Travade, 1999) la mortalidad que causan estas centrales es mayor en la anguila que en otras especies, llegando a causar la muerte de entre el 15 y el 38% de los ejemplares (valor medio). Así, en cuencas europeas con varios saltos hidroeléctricos en cascada, las mortalidades acumuladas llegan a superar el 90% de los individuos que descienden (Dönni et al., 2001).

Pérdida de hábitat
A causa de reclamo de suelo, el drenaje de marismas y otras zonas mojadas, se ha reducido enormemente la extensión original de los ríos y estuarios que constituían el hábitat natural de la anguila.

Depredación
Se ha identificado al cormorán (Phalacrocorax carbo sinensis) como uno de los principales depredadores de la anguila. El número de parejas de cormoranes ha aumentado hasta 60 veces desde 1970 (Van Eerden and Gregersen, 1995). Se sabe que en 1996 35.000 cormoranes pasaban el invierno en España, mientras que en 2003 su población aumentó un 96% (Del Moral y De Souza, 2004). Sin embargo, el efecto que la depredación por parte de los cormoranes tiene sobre la población general de anguila no está claro, ya que su contribución a la dieta es variable en diferentes regiones. En los ríos cántabros la presencia de anguila en la dieta no es importante, constituyendo un 1% en número de especies y 0,4% en biomasa (valor promedio en ambos casos) del contenido estomacal de los individuos analizados (Serdio, 2005). De igual manera, estudios realizados en la Albufera de Santa Pola (Olmos etal.,

Cambio climático y de corrientes oceánicas
Los cambios de las corrientes oceánicas, relacionados por el cambio climático (Borja et al 2008), pueden afectar a la supervivencia de las larvas leptocéfalas y al reclutamiento de angulas en los ríos. Así, estudios recientes muestran una correlación entre la Oscilación del Atlántico Norte (OAN) en 1980 y el descenso en el reclutamiento de anguila europea y anguila americana. (Friedland et al, 2007).

Pérdida de la calidad de los reproductores
Las anguilas se ven afectadas negativamente en su capacidad de migración para alcanzar las zonas de desove en el Mar de los Sargazos y lograr una producción de crías viable por los siguientes factores (EELREP, 2005):

Anguila plateada2

ANGUILAS AMARILLA Y PLATEADA OBTENIDAS EN UNA PESCA ELECTRICA REALIZADA POR EKOLUR EN EL RÍO ORIA

ANGUILAS AMARILLA Y PLATEADA OBTENIDAS EN UNA PESCA
ELECTRICA REALIZADA POR EKOLUR EN EL RÍO ORIA

Contaminantes: Los PCBs se acumulan en las reservas lipídicas de las anguilas y e interfieren negativamente en el uso de la energía necesaria para la migración. Además, tienen efectos nocivos sobre la fertilidad.

Infecciones: Diferentes infecciones se están expandiendo por la población de anguila europea, llegando a provocar en algunos casos la muerte de los ejemplares infectados.

Parásito de la vejiga natatoria: La infección a causa de Aguillicola crassus, parásito de Anguilla japonica, se introdujo en los ríos europeos en los años 80.
Su infección reduce la capacidad natatoria, por lo que una infección severa podría impedir la migración hacia el Mar de los Sargazos.

Tiempo de actuar
Sean cuales sean las causas del declive, resulta evidente que se debe de actuar para frenarlo. El grupo de trabajo de la anguila (WGEEL: WorkingGroup of Eel) (International Council for the Exploration of the Sea) “Reglamento por el que se establecen medidas para la recuperación de la población de la anguila europea”. “conseguir la recuperación del stock de la anguila europea a niveles históricos anteriores de abundancia de adultos y reclutamiento de angulas y asegurar un explotación sostenible del stock”
El elemento principal de la regulación es el establecimiento de los planes de gestión de anguila para cada cuenca, incluyendo las cuencas transfronterizas (tal y como las define la Directiva Marco del Agua (Directiva 2000/60/EC). El objetivo de la cada plan de gestión de cuenca se preparará a fin de “permitir, con una elevada probabilidad, la fuga hacia el mar de al menos el 40 % de la biomasa de anguilas europeas correspondiente a la mejor estimación del posible índice de fuga que se habría registrado en caso de que ninguna influencia antropogénica hubiera incidido en la población”. En 2008 se presentaron los planes de gestión de recuperación de la anguila por parte de los Estados Miembros a la Comisión. El plan de gestión español ha sido aprobado el 1 de octubre del presente año. Dicho plan, establece unas medidas estatales de orden estructural, coordinación y seguimiento, y recoge asimismo 12 planes de gestión específicos (11 planes autonómicos más un plan para la cuenca del Ebro).

Las jornadas españolas de la anguila
En España existían datos en diferentes puntos que corroboraban la preocupante situación de la especie; sin embargo y hasta el momento, no se había realizado ninguna recopilación que abarcara todos los aspectos relativos a la especie a nivel estatal. Es por ello que la Subdirección de Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino encargó al centro tecnológico experto en investigación marina y alimentaria AZTI-Tecnalia la organización de las primeras jornadas sobre la anguila, con el objetivo de realizar una revisión de la situación biológica de la especie así como de su explotación en España.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Estas jornadas han tenido lugar en San Sebastián a finales de este último mes de septiembre (28, 29 y 30 de septiembre de 2010) con el patrocinio de la Diputación de Guipúzcoa, la agencia Vasca del agua (URA) y el Gobierno Vasco.

Así, durante estos días, se han reunido más de 100 representantes cualificados de todos los agentes implicados en el uso y la conservación de la especie (investigadores, gestores, usuarios y comercializadores) que han expuesto y compartido sus conocimientos, realizando una revisión de la situación biológica de la especie así como de su explotación en España.

CHARLAS Y VISITAS DURANTE LAS PRIMERAS JORNADAS ESPANOLAS DE LA ANGUILA

CHARLAS Y VISITAS DURANTE LAS PRIMERAS JORNADAS
ESPANOLAS DE LA ANGUILA

Además, se ha analizado la implementación de los planes de gestión de la anguila en las diferentes comunidades autónomas de acuerdo con el Reglamento de la UE 1100/2007 y las implicaciones de la inclusión de la anguila en el CITES con efectos a fecha 13 de marzo de 2009.

Las jornadas pusieron de manifiesto las dificultades a la hora de plantear e implementar las medidas de gestión propuestas en los planes de del plan de recuperación. Por un lado, resulta complicado tomar decisiones respecto de las medidas de gestión adecuadas, dada la falta de estudios específicos sobre la anguila. Por otro lado, el complicado ciclo biológico de la especie, junto con la distribución competencial en España, hace que numerosas instituciones estén implicadas en su gestión en una misma cuenca. Así, se concluía que la recuperación de la anguila en España pasa por profundizar en los estudios de investigación y por la creación de grupos de trabajo con representantes de todas las instituciones implicadas en su gestión, asesorados por los expertos en la especie. 

Autores:

ESTÍBALIZ DÍAZ, EIDER ANDONEGI Y MARÍA KORTA
AZTI – Tecnalia, Unidad de Investigación Marina

 
 
BIBLIOGRAFÍA

Berg, R. 1985. Age determination of eels, Anguilla anguilla (L): comparison of field data with otolith ring patterns. Journal of Fish Biology 26: 537-544.

Berg, R. 1987. Fishschä durch trubinen. Arb.Dt. Fischereiverb. 44, pp. 41-47. Briand, C., Mounax, B., Fatin, D. and Feunteun,

E. 2003. The contribution of springtime and autum glass eels (Anguilla anguilla) to stock: results based on otoliths morphometry. Bulletin Francais de la Pêche et de Pisciculture, Conseil Supeérieur de la Pêche, Paris (France) 386 : 27-41. Dannewitz, J., Maes, G.E., Johansson, L., Wickström, H., Volckaert, F.A.M. and Järvi, T.

2005. Panmixia in the European eel : a matter of time… Procedings of the Royal Society B 272 : 1129-1137.

Dekker, W. 2000. The fractal geometry of the European eel stock. ICES Journal of Marine Science 57: 938-947.

Dekker, W. 2004. What caused the decline of Lake Ijsselmeer eel stock since 1960? ICES Journal of Marine Science, 61: 394-404.

Del Moral, J. C. and De Souza, J. A. 2004. Cormorán grande invernante en EspañMoriarty, C. and Dekker, W. 1997. Management of the European Eel. Fisheries Bulletin (Dublin) 15:110 pp.

Olmos, V., Aragoneses, J., Echevarrias, J.L. y Oltra, Y.R. 2000. Composición de la dieta e impacto del cormorán grande (Phalacrocorax carbo sinensis) durante la invernada en las salinas de Santa Pola, Alicante, este de España. Ardeola 47(2): 227-236.

Serdio, A. 2005. Programa de control experimental de la depredación por cormorán grande en los ríos de Cantabria: resultados invierno 2004-2005. Gobierno de Cantabria Consejería de Ganadería, Agricultura y Pesca; Dirección General de Montes y Conservación de La Naturaleza.

Van Eerden, M.R. and Gregersen, J. 1995. Long-term changes in the northwest European population of cormorants Pahlacrocorax carbo sinensis. Ardea 83: 199-212. 

 
Escrito por Admin

    1 comentario

  1. 31416 11/12/2015 at 17:55

    Cualquier cosa que se haga en pro de los peces es bueno,pero creo que a estas alturas del “saber” tiene que haber cambios en el enfoque de las soluciones,las causas ya todos sabemos cuales son y las soluciones tambien………..no hace falta que meneemos mas la perdiz para ir sacando para “estudios” que ya sabemos el resultado de antemano………la solucion es sencilla….agua limpia (solo agua ), y libertad de circulacion de las especies……….intentar salvar al” soldado” conveniencia e intereses particulares, solo aporta gastos innecesarios…….
    31416

Deja un comentario