Zonas de pesca

¿Cuales son tus zonas habituales de pesca?
¿Cómo y por qué eliges tus escenarios de pesca?
¿Prefieres ríos naturales o regulados?
¿Sorteas cotos o pescas en lo libre? ¿Si ambas en qué proporción?
¿Te mueves por otras zonas? Cuales y porqué.

CIMG3982
Por frecuencia de visitas se puede decir que Léon es mi lugar habitual de pesca, aunque me muevo también – dentro de CyL – por Salamanca, Soria, norte de Palencia, Burgos ocasionalmente… Por Castilla La Mancha también salgo; hace años por el Alto Tajo y en los últimos siete u ocho por Cuenca, en especial el Cabriel y algo por el Júcar. Además, Cantabria, Asturias… hace poco conocí tres o cuatro ríos de Gerona, lo pasé bien; pero no soy experto en ninguno de estos sitios. Me voy moviendo en función de cómo se está pescando, cómo bajan los ríos, si he quedado con amigos etc. Obviamente, cuando son cotos de sorteo hay pocas variables inmediatas que analizar; sigo sorteando, me gusta el rollito porque siempre lo he hecho en CyL y en ríos cantábricos, pero hay que reconocer que con los sobrantes, y con la opción actual de pedir cotos por internet en otras regiones como Galicia -donde no suelo faltar a alguna cita anual- el abanico es más amplio. No tengo demasiados prejuicios, me da lo mismo que sean ríos regulados o naturales, de montaña o más tranquilos… lo único que me puede echar atrás es que no sean aguas o lugares aceptablemente limpios. Los ríos aun son canales de riego y nada más, arrastran contaminaciones difusas de los abonos y reciben aguas residuales más o menos tratadas. Hasta que no se consiga que la pesca sea riqueza estaremos igual. No soy muy de asociaciones, aunque pertenezco a AEMS como “cuotista”. Me parece que el trabajo de esta gente es formidable.

Especies y modalidad

– ¿Cuál es la especie a la que dedicas más jornadas de pesca?
– ¿Si dedicas jornadas a otras especies cuales? ¿Te reportan la misma satisfacción?
– ¿Cambias de modalidad de pesca seca/ahogada/ninfa a medida que discurre la temporada?

CIMG1470

Con cola de rata se puede pescar de todo, pero no es mi caso, yo solo trucha. Incluyo en el término “trucha” a los tímalos, pez apasionante y a los reos, cuya pesca la sitúo por encima de todo. No pesco a mosca ninguna otra especie. En los noventa, cuando me iniciaba en el látigo, pesqué carpas y barbos a ninfa y a seca, pero de eso hace mucho. Me aburre y no me gusta ir pisando barruzos para meter la ninfa entre un amasijo de peces hociqueando en la orilla de un embalse, normalmente semiseco, ni andar poniendo a una carpa floreando un moscón a medio metro por delante del morro. Mi temprana afición a la pesca empezó con estos dos admirables ciprínidos, de hecho aun salgo de vez en cuando a por ellos con mi viejo equipo de picada (de “boloñesa” para los más jóvenes). En cuanto a la cola de rata, si se acabaran las truchas regalaría lo trastos y a otra cosa. Pero no vamos a ponernos en lo peor. Dentro de la cola de rata y de los salmónidos no soy muy selecto. Me gusta esencialmente la pesca a mosca seca, pero las ninfas y los ninforros me han sacado de bastantes apuros. Desde luego, la evolución del tema de las ninfas, con la pesca al hilo, perdigones y tal, es muy eficaz y tiene su emoción sacar a una trucha desde abajo, pero siendo serios hay que reconocer que no es pesca a mosca ni de coña… en fin, pero que yo lo uso.

Temporada

– ¿En qué periodos dividirías la temporada en tu zona habitual de pesca?
– ¿Cuál es el periodo de la temporada preferido para pescar? ¿por qué?
– ¿Cambias de escenarios dentro de tu zona habitual dependiendo del periodo de la temporada en el que estás?
– Fuera de temporada ¿Practicas en cotos intensivos?

Personalmente, me descansa el hecho de tener que someterme a un período de vedas. Me resulta curioso escuchar o leer, en pleno mes de julio, comentarios del tipo “en este último tramo de la temporada…”, lo digo porque en la calidad ya citada de pescador a mosca seca básicamente, libre de las incertidumbres de marzo y abril y de los deshielos de mayo, mi temporada, de verdad, empieza con junio. Sí es verdad que previamente ya me he recorrido bastantes sitios pero también es verdad que la mayor parte de los bolacos y mediobolacos los sufro en esas fechas tempranas. Me gusta mayo para ríos como el Ucero y algunos de mi región, y junio… dependiendo como haya sido el año en cuanto a lluvias, pero es un mes muy bonito, con ríos aun fuertes y truchas sin el mosqueo de los estiajes. Julio y agosto, extraordinarios, con el problemilla del volumen de agua para riego en ríos regulados; ahí es importantísimo andar mucho y observar mucho antes de pisar el agua. En estos meses es cuando voy por Galicia y por la cornisa cantábrica, no tanto fijándome en su idoneidad como en el hecho de que mis vacaciones las cojo siempre en agosto, y tanto un sitio como otro merecen más atención que un vulgar fin de semana. Septiembre y octubre son los meses en que llevo más truchas a la mano, sin ninguna duda.
Cuando el 15 de octubre se oye la última campanada, padre sanea todos los aperos, lava el chaleco, limpia las líneas, se despide de sus moscas y se olvida lentamente de la pesca. En Navidad, todo ese mundo me resulta lejano y solo mantengo tenues conexiones por algunas lecturas, alguna conversación o alguna gestión por la programación de un viaje. Nada de intensivos, nada de lucios invernales, nada de montajes y nada de nada. Dedico ese tiempo a otras cosas que también me gustan. Tan indefectible es la hibernación que describo como que con los primeros soles de marzo empiezo como un autómata el ciclo contrario.

Viajes de pesca

– ¿Realizas habitualmente viajes para pescar? ¿Dónde y por qué?
– ¿Los organizas con antelación o improvisas a lo largo de la temporada?
– ¿Cuándo viajas que especies buscas?
– ¿Los resultados de estos viajes suelen ser satisfactorios en cuanto a resultados de pesca?

Hago viajes –digamos – cercanos, por Europa; me gusta mucho Irlanda, trucha buena (color mantequilla, dice el amigo Caneda) y pesca similar a la nuestra.
Me gustan los tímalos de Eslovenia y de Bosnia. Austria es una preciosidad, todo aquello de los Alpes es la leche. En cuanto a truchas, salvo especies puras más o menos abundantes, por regla general provienen de repoblaciones y hay más mezcla de razas que en la cantina de Star Wars. Por lo demás, todas las experiencias en estos viajes han sido buenas y por supuesto lo recomiendo. En todos me he divertido, o sea, he sacado suficientes truchas y he conocido lugares que sin duda merecen la pena. Además no exigen programar con mucha antelación y estás relativamente próximo a tu casa. Tan estupendo es irte con amigos como irte solo, cada cosa tiene su encanto. Esto es aplicable también a mis salidas por España, me es difícil coincidir con gente. Cuando llego a los sitios, llamo a amigos de la zona y si se puede se puede, si no unas cervezas y si no otra vez será. Además depende del río. Ir cuatro o cinco juntos a pescar el Ucero es una complicación, pero en Galisancho puede pescar al alimón un batallón de zapadores. ¿Cuál es el compañero ideal?, pues que sea un buen amigo, que disfrute de la naturaleza, que le guste comer y beber bien, que no dé consejos y sobre todo que no sea un ansias.

Moscas

– ¿Cuales son las moscas que mas utilizas en cada periodo de la temporada?
– ¿Con qué tipo de mosca obtienes los mejores resultados? ¿Y los más satisfactorios?
– ¿Pescas habitualmente con las moscas que tu montas?
– Si hay alguna mosca en la que confíes más que en las que tu montas, ¿nos puedes decir cual es?

CIMG3001

Llevo muchas moscas encima (suena regular), nada menos que seis cajas. Normalmente pesco con unas pocas, pero nunca se sabe. Escribo a 12 de octubre, al día siguiente de haber disfrutado mi última jornada de 2015, y resulta que me ha salvado el día una efimerita verde de Patri de las clásicas suyas, en un 20 y con collar “de los que rizan”; las truchas buscaban un velero pequeño y yo creo que el CDC las agranda. El caso es que iba a sacarlas de las cajas… Sea la estación que sea, si no hay movimiento, trico de ciervo lo más placado posible (en Madrid compro uno estupendo que esta temporada me tiene loco) o tricos de CDC –algo experimentales- en la línea de uno de los últimos números de Dánica y si me canso del trico, un tándem con un perdigón u otra de hundimiento rápido y arriba un goddard o un parachute, por cierto, tengo unas parachutes americanas tipo adams y tipo cuerpo de faisán, que aguantan mucho peso y son muy atractoras, estoy encantado con ellas. Si baja postura, miro más o menos el tono y empiezo el baile. En León soy muy fiel a los hilos y siempre tengo algunas cosillas interesantes que me dan los amigos. Además del omnipresente culo de pato, tengo de Joaquín Herrero algunas, bastantes, variantes en parachute con poste; una bendición: no riza, se ve bien y se limpia mucho mejor que el pato, aunque con el invento de la gomita el asunto ha mejorado.CIMG4724

La caja de ninfas la tengo clasificada por pesos, por lo que su apariencia es caótica. Monto moscas, pero menos que antes. Las ninfas pesadas son mías casi todas, las hormigas también, los tricos bastantes y sobre todo unas efimeritas en varios tamaños con cuerpos carnes, olivas y oliva-dorado de liebre teñida, brinca o no, cercos o exhuvias, mechón CDC para alas y una vuelta de hackle para las patitas. En fin, dejo lo de las moscas porque no creo que todo esto sorprenda a nadie.

WP_20151013_006

Formación y compañeros de pesca

– ¿Cuáles han sido tus principales fuentes de formación en la pesca con mosca?
– ¿Has ayudado a formarse a algún pescador novel?
– ¿Sigues preocupado por formarte como pescador?
– Dentro de las que forman en compendio de la pesca con sedal pesado ¿Cuáles son (y por qué) las disciplinas que más te motivan a la hora de formarte?

WP_20151013_003De lo anterior probablemente se deduzca cierta tendencia autodidacta. En moscas sí, aunque los primeros nudos me los enseñó un amigo ahora retirado de estos temas. Recibí importantes enseñanzas de dos veteranos mosqueros de Toledo, Luis y Eusebio, a quienes he agradecido y agradezco siempre su generosidad y paciencia para aguantarme durante años. Me iniciaron en este mundillo, y aprendí –lo más importante para los saltamesetas- a no tener pereza para coger el coche y cruzar España. Aprendí también en los foros y –cómo no- en especial el de Truchas en Lugo. Algunos de sus componentes hoy son muy buenos amigos míos. Eso sí, leo libros y muchas revistas, y guardo todas. Por lo demás, ya tengo dicho de otras veces que para mí la pesca no es una disciplina, no voy a cursos de nada, no practico en prados ni soy maestro ni discípulo; si alguien viene conmigo y aprende algo, bien, y si voy con alguien y aprendo, bien también. Me gusta fijarme en como pesca la gente; en este sentido, hay una generación de mosqueros de competición, digamos los veteranos leoneses, algunos de los cuales aun andan en mundiales y tal, que pescan como los ángeles. Son gente que se formaron en el río y estos en concreto maduraron con la seca. No perdáis ninguna oportunidad de verlos en acción, es una gozada.

Equipo

– ¿Puedes describirnos, además de los modelos y marcas, las características de tu equipo habitual de pesca?
– ¿Sueles adaptar el equipo a la modalidad y el escenario de pesca?
– ¿Pruebas nuevos equipos y materiales?¿Has descubierto alguno que te haya sorprendido o que quieras destacar?

Por último, en cuanto al equipo: carretes habituales, una pareja de vivarellis, caña habitual, una Sage de 9 pies linea 4. Vadeador (sin cremallera, a ver si lo gasto y pillo uno), botas, chaleco y bastón, de Simms, el chaleco, no termina de rematar por demasiado largo; su peso con cajas, sacadera king-size y resto de menaje, 2,52 kgs. Bajos cónicos de Máxima tuneados, nylon para terminales Dragon (ahorraos discurso sobre diámetro real), gorro y gorra de Simms pero, con sol y calor, lo mejor con diferencia es un buen sombrero de paja tipo panamá que ventile bien, de tono tostado o marrón claro. Polarizadas amarillo ámbar, todo el tiempo. Con esto me voy al río y es lo habitual, que es lo que pedía Ernesto en el minucioso guíaburras que me remitió. Además, como es lógico, suelo echar al coche alguna caña más, y una bolsa deportiva con mudas, antimosquitos, linterna, botiquín, impermeables etc, que realmente no sale del maletero en toda la temporada.

Escrito por Admin

Deja un comentario