Ante las últimas actuaciones de la Confederación en el río Saja, diversas organizaciones conservacionistas de Cantabria dan la voz de alarma ante la pésima gestión de los ecosistemas fluviales cántabros y piden acciones propias del siglo XXI.

17 de octubre de 2015. En los últimos días se han detectado diversas obras en varios tramos del río Saja y sus tributarios, entre las localidades de Virgen de la Peña y Caranceja (en los municipios de Macuerras, Cabezón de la Sal y Reocín). Estas acciones, ejecutadas por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, se suman a las ya realizadas en otros ríos cántabros, como las que se han desarrollado este verano en el río Pas, a su paso por las localidades de Bárcena de Toranzo y Alceda (municipios de Santiurde de Toranzo y Corvera de Toranzo).

Los trabajos realizados, con el movimiento de maquinaria pesada en el cauce, dañan la estructura del ecosistema fluvial, simplificando la estructura fluvial con la eliminación de islas, pozas y rápidos y vegetación de ribera. Estas actuaciones, popularmente conocidas como “limpiezas de ríos”, suelen justificarse desde la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, en ocasiones a petición de los ayuntamientos, como obras de emergencia para la prevención de inundaciones. Sin embargo, el propio carácter de “emergencia” es inexistente al ser actuaciones que se desarrollan posteriormente, y las hace ineficientes en términos económicos y técnicos, como lo corroboran decenas de casos similares. Ante estos hechos, las organizaciones firmantes recuerdan el consenso científico que rechaza un modelo gestión basado en el intervencionismo antrópico en los ríos. Este tipo de actuaciones provoca graves desequilibrios en el funcionamiento ecológico de los ecosistemas fluviales, al reducir la capacidad de los servicios que prestan (entre ellos la propia protección frente a episodios de inundaciones), aumentar la debilidad de los sistemas fluviales frente a la llegada de especies invasoras, y agravar los efectos de las crecidas de los ríos.

En esta ocasión, es especialmente grave, las actuaciones llevadas a cabo en el río Saja tienen lugar en uno de los mejores tramos para la fauna piscícola de Cantabria, siendo coto de pesca, escenario deportivo, y un tramo catalogado en buen estado ecológico. Asimismo, el daño se agrava estos días al ser la época en la que los salmónidos comienzan sus movimientos migratorios. De igual manera, las actuaciones llevadas a cabo en el río Pas afectaban a un espacio natural protegido por la Unión Europea, el Lugar de Interés Comunitario (LIC) de la Red Natura 2000 del Río Pas.

Actuaciones como las actuales obras en el río Saja ponen en claro riesgo de incumplimiento diversas normativas estatales y europeas, como la Ley de aguas, la Directiva Marco del Agua, la Directiva Hábitats o la de inundaciones, y recuerdan la necesidad de implantar una nueva cultura en los ríos.

Por estas razones, las organizaciones firmantes hacen un nuevo llamamiento y recuerdan que:

1. Las administraciones deben abandonar el caduco concepto de entender los ríos y los ecosistemas fluviales como simples canales de desagüe, que daña la pesca fluvial, reduce la biodiversidad y degrada la variedad de los paisajes y micropaisajes tradicionales.
2. Las inundaciones son fenómenos naturales y fundamentales para la existencia de unos ecosistemas fluviales funcionales, no pueden evitarse, y el cambio climático está contribuyendo a aumentar las probabilidades de su ocurrencia.
3. Las extracciones e intervenciones puntuales de “limpieza”, no sólo no solucionan el problema, sino que incrementan las amenazas a las que se enfrentan los ríos, y traslada el problema aguas abajo.
4. Este tipo de actuaciones representan desembolsos económicos sin sentido.
5. Los ríos no están sucios. La eliminación de sustrato y vegetación de ribera y la modificación de la estructura fluvial dañan las funciones de estos ecosistemas, reducen la recarga de acuíferos, aumentan la velocidad y potencia de los caudales y sus efectos rebotes, y destruyen las zonas de cobijo para el desove y refugio de la fauna piscícola y los bosques de ribera.
6. Es urgente y necesario un adecuado programa de restauración de los ríos y riberas de Cantabria, con objetivos y medidas que devuelvan a los ríos espacios de inundación, con una visión de cuenca y que evite nuevos errores en la ordenación territorial.

Entidades firmantes (orden alfabético):

ARCA
CAMBERA – PROYECTO RIOS
ECOLOGISTAS EN ACCIÓN CANTABRIA 
REVISTA CANTÁRIDA 
SEO/BIRDLIFE 
SOCIEDAD CANTABRA DE PESCA CONSERVACIONISTA “FARIO” 
UNIÓN NACIONAL DE PESCADORES CONSERVACIONISTA”UNIPESCA”

Informe fotográfico

IMG-20151009-WA0030 IMG-20151009-WA0031 IMG-20151009-WA0004 IMG-20151009-WA0008 IMG-20151009-WA0029 IMG-20151009-WA0024 IMG-20151009-WA0023 IMG-20151009-WA0022

Escrito por Admin

    3 comentarios

  1. Toledano 21/10/2015 at 19:58

    Una lástima

  2. YAK 23/10/2015 at 07:34

    Gracias al esfuerzo de siete sociedades Conservacionistas entre las que están incluidas ” LA SOCIEDAD CANTABRA DE PESCA CONSERVACIONISTA “FARIO” Y UNIPESCA, hemos logrado paralizar las obras iniciadas y que no se comiencen otras que tenían previstas.
    Se han pedido a la Confederación las autorizaciones y proyectos tanto de las obras realizadas como las que se pretendian realizar, con el fin de presentar una denuncia ante la fiscalía de Medioambiente y denuncia ante los juzgados, para depurar responsabilidades.

    Víctor Sobrino Vázquez de la Peña (YAK)

  3. farioreo 25/10/2015 at 22:54

    Esa foto del puente , es el puente viejo dentro del coto donde se aprecia su bajo caudal.En esa zona he visto truchas de mas de 4kgs y pescado varias de 2kgs.Curiosamente los 2 ultimos años que he pescado el coto me he ido bolo.Y no es solo el saja;el deva de panes abajo parace un canal que no se puede vadear al menos baje sin agua y ha perdido todas sus estructuras;una verguenza.Menos mal que a mi edad mis dias de pesca estan contados pero se me hace que tengo mas que las truchas.saludos.

Deja un comentario