1º Zonas de pesca
– ¿Cuales son tus zonas habituales de pesca?
Mis zonas habituales de pesca comprenden ríos de la cornisa cantábrica –País Vasco, Cantabria, Asturias- y ríos de la comunidad de Castilla y León. Tantoríos naturales como regulados. Tanto grandes como pequeños.

– ¿Cómo y por qué eliges tus escenarios de pesca?
Debido al tipo de peces que me gusta engañar, los escenarios en los que pesco suelen ser aquellos que presenten la posibilidad de capturar ejemplares de cierto porte. Y para asombro de la mayoría, esto puede suceder en muchos más ríos de los que creemos; solo hay que llevar los ojos bien abiertos y prestar atención.

– ¿Prefieres ríos naturales o regulados?
No tengo preferencia por ninguno de ellos. Cada uno ofrece diferentes posibilidades, lo cual es un alivio pues cuando unos presentan condiciones difíciles, los otros las pueden presentar inmejorables para la pesca.
Evidentemente un río regulado, por su condición, no puede competir en belleza con uno natural. Pero ambos tienen su encanto, sus ventajas y sus inconvenientes.

 

– ¿Sorteas cotos o pescas en lo libre? ¿Si ambas en qué proporción?
Dudo que haya alguien que pesque únicamente cotos. Yo, como la gran mayoría, supongo, pesco tanto cotos como tramos libres. Selecciono muy bien los cotos y fechas en que me gustaría pescar, dejando el resto a la fortuna del sorteo. Bajo mi punto de vista hay cotos que no merece la pena pescarlos.

– ¿Te mueves por otras zonas? Cuales y porqué.
Pesco tramos de río y embalses considerados como “no salmonícolas” porque en muchos de ellos habita nuestro querido barbo. Gracias a esta consideración, puedo seguir pescando estas zonas durante la veda de salmónidos. Lo que no quiere decir que no pesque estas zonas con la veda levantada.

2º Especies y modalidad
– ¿Cuál es la especie a la que dedicas más jornadas de pesca?
Sin duda alguna la especie a la que
dedico, no solo más jornadas, sino más tiempo, es a los salmónidos; concretamente a la salmo trutta fario.

– ¿Si dedicas jornadas a otras especies cuales? ¿Te reportan la misma satisfacción?
Soy un pescador con mosca con innumerables inquietudes, y no puedo dejar pasar el invierno sin resistirme a pescar. Así, especies como el barbo, el lucio o incluso la lubina en agua salada, ocupan buena parte de las jornadas invernales. Aunque también dedico jornadas a ellos estando la temporada de salmónidos abierta. Pero sólo a veces, ¡ja, ja!

– ¿Cambias de modalidad de pesca seca/ahogada/ninfa a medida que discurre la temporada?
Cambio de modalidad a lo largo de cada jornada, no solo durante las diferentes etapas de la temporada. Son pocas las jornadas en las que pesco exclusivamente con un único tipo de señuelo, y esto suele suceder en ríos o condiciones concretas. Hay peces para todas las ocasiones.

3º Temporada
– ¿En qué periodos dividirías la temporada en tu zona habitual de pesca?
Sencillo y conciso: primavera, verano y otoño.

– ¿Cuál es el periodo de la temporada preferido para pescar? ¿por qué?
Primavera y otoño. En primavera los ríos presentan condiciones excepcionales para la pesca, ya que aparte de que los peces llevan mucho tiempo sin ser sometidos al acoso de pescadores, se une el hecho de masivas eclosiones de insectos que deparan buenos momentos y buenas capturas.

– ¿Cambias de escenarios dentro de tu zona habitual dependiendo del periodo de la temporada en el que estás?
¡Por supuesto! En función de las condiciones climatológicas elijo el escenario de pesca más adecuado. Las condiciones ideales para un rio pueden ser las peores para otro.

– Fuera de temporada ¿Practicas en cotos intensivos?
Esporádicamente. Y me refiero a que puedo pescar un coto intensivo cada dos años…

4º Viajes de pesca
– ¿Realizas habitualmente viajes para pescar? ¿Dónde y por qué?
Sí, pero de momento solo por la península 😉 Hay que conocer bien lo que hay en casa antes de valorar la casa del vecino. Estos viajes generalmente están organizados para disfrutar algún permiso de pesca en lugares algo alejados y aprovechando la ocasión se solicita algún día de vacaciones en el trabajo de modo que disponemos de más jornadas de pesca para conocer las zonas aledañas. De este modo se amortiza mejor el desplazamiento.

– ¿Los organizas con antelación o improvisas a lo largo de la temporada?
Los que son para disfrutar de permisos en acotados, suelen estar organizados con cierta antelación. Otros simplemente se nos calienta la cabeza y el que menos aguanta suelta un: “¿y si nos vamos a no sé dónde, que me ha contado uno que hay unas verracas de cuidado?”. Y el resto de los calientes se apunta al bombardeo enseguida.

– ¿Cuándo viajas que especies buscas?
Salmónidos.

– ¿Los resultados de estos viajes suelen ser satisfactorios en cuanto a resultados de pesca?
Los resultados de estos viajes son imprevisibles. Son tantos los factores que pueden dar al traste con una jornada de pesca, y algunos tan incontrolables como pudieran ser la climatología y/o las condiciones del río, que el desenlace del viaje dependerá casi en exclusiva de la fortuna. Lidiar con los peces es más sencillo 😉

5º Moscas
– ¿Cuales son las moscas que mas utilizas en cada periodo de la temporada?
¡Buf!, menuda pregunta. Daría para un libro en algunos casos, y una escasa hoja de diario en otros. Mis cajas son muy simples; una de secas más o menos ordenada, y otra de ninfas un poco desperdigadas.
No tengo preferencia por ninguna mosca, ni seca ni hundida; la experiencia me ha enseñado que un pez no se decide por un modelo de mosca, sino por una serie de factores (estímulos) que ocurren con antelación y a los que yo particularmente doy más importancia. Es más, se la doy toda. Estoy convencido que cualquier día sacaré un pez sin tener una mosca atada al terminal. Alguno seguro que ya sabe por dónde voy…

Los modelos que utilizo son los que usa la gran mayoría de pescadores, o eso supongo. Como mosca seca para principio de temporada, sobre todo imitaciones de Rhodani, montadas en comparadun con ciervo, y si es con cdc, en comparadun o con alas en V. El cuerpo generalmente en dubbing superfine, seda de montaje, hilos de esos que compras cuando lees los foros de sedas, sedones, rayones, torzales, etc o cualquier cosa que me apetezca como por ejemplo bodyquill, que está muy de moda y ahorra trabajo frente al torno. ¡Qué yo también soy un moderno!
A medida que avanza la temporada voy tirando hacia moscas más claras e imitaciones de Ignitas, con el mismo patrón de montaje descrito para las rhodani. No me complico lo más mínimo, total, ¿para qué? Simplemente busco imitaciones con cierto parecido a los insectos naturales, pero como digo, sin estrujarme el coco lo más mínimo: que se parezca en tamaño, en forma y en color –pero sin sacar el micrómetro, el scanner y la paleta de colores, para verificar el parecido con la natural-. Es cierto que uso con muy poca frecuencia, o incluso nula en alguna temporada, imitaciones de tricóptero. Cuando lo hago suele ser para pescar ríos donde la visibilidad y flotabilidad es primordial, aunque incluso en estas ocasiones termino atando una efémera bien visible al cabo de poco tiempo. Hombre, si pican, la dejo.
Como imitaciones de ninfa, uso las típicas montadas con pluma de faisán color natural oliva, con cabezas de colores discretos. También algunas de dubbing de liebre, de conejo o de lo que pille, pues son tantos los años comprando materiales que jamás he usado, que hay que empezar a darles uso como sea. Son ninfas para pescar a pez visto, pero..!chsssstttttt!¡con indicador!¡herejía! Y luego perdigones ultra fashion con cabezas de todos los colores, algunos inimaginables: ¡nácar, verde, cereza, naranja, rojo! ¡lo que haya! Un poquito de humor, por favor.

– ¿Con qué tipo de mosca obtienes los mejores resultados? ¿Y los más satisfactorios?
Sinceramente me dan un poco igual los resultados. Lo que para unos puede ser una jornada excepcional, para otros puede ser una jornada regular o incluso mala. Los resultados solo son cuantificables cuando se reducen a números. Y a mí los números me importan un bledo, siempre que no sean los de la cuenta corriente, claro.
Pero las satisfacciones…las satisfacciones son muy diferentes. No en lo que se refiere al señuelo con el que se ha producido la captura, sino a las sensaciones que produce la captura de un pez.
Aun así he de reconocer que la toma de una mosca que deriva por la superficie, no ha dejado, ni dejará, de ponerme los pelos de punta; sobre todo cuando la tomada es la de un gran pez. ¡Brrrrrr! Los pelos como escarpias solo de pensarlo.

– ¿Pescas habitualmente con las moscas que tu montas?
Si, cada vez más. Sigo comprando algunas moscas que no se me dan bien en el torno o que simplemente me gustan pero no me apetece perder tanto tiempo en su confección. El tiempo está muy caro, por eso se paga. Me limito a montar modelos en los que tengo confianza porque, si pescaron, volverán a hacerlo. También me regalan algunas y buen uso que las doy.

Imitación de pardón en PLA. Montaje de Joaquín Herrero.

– Si hay alguna mosca en la que confíes más que en las que tu montas, ¿nos puedes decir cual es?
No tengo problema en desvelar cualquiera de las moscas que uso. Quien quiera que me pregunte, que se lo diré gustosamente, como he hecho siempre. Además quien me conoce ya sabe con qué pesco y por qué lo hago. No confío más en ningún pelo, ni en ninguna pluma cuando lo que intento es engañar a una presa que se supone es salvaje, simplemente actúo como lo haría un depredador: confiando en mis habilidades. Es lo que deberíamos hacer todos. Porque dejar al azar el hecho de que un pez tome una mosca que deriva por la corriente, por el simple motivo de lo bien que imita a un insecto natural, es complicarse demasiado.
Con esto quiero decir que no, que no tengo ninguna mosca mágica, ni seca ni ahogada. Que las moscas mágicas solo son el efecto placebo por el que nos ponemos al torno como locos a montar la combinación mágica, hasta que volvernos a darnos cuenta que no, que sino cogimos aquella trucha solo fue porque no supimos ponerle la mosca como ella la esperaba.

6º Ecología y conservación
– ¿Cómo consideras el estado de los ríos que pescas?
El de algunos desastroso. El de otros simplemente penoso. Y el de los menos, simplemente aceptable para la época en la que vivimos. Sólo puedo decir eso. Bueno, podría decir más, pero sería desagradable para los lectores.

– ¿Cómo ves su evolución?
¿Su…qué? ¿Evolución dices? Supongo que te refieres a su involución, retroceso o estancamiento en el mejor de los casos 😉 Son pocos los ríos que evolucionan, refiriéndome claro está, a evolución del río como ecosistema, no como el mero y único hecho de tener más peces.
En definitiva, veo muy crudo el futuro para la mayoría de los ríos, al menos para los del norte de la península.

– ¿Cómo consideras la evolución de las poblaciones de peces?
Triste. Y mucha culpa la tienen quienes de verdad poseen mecanismos para detener el atentado que se está produciendo contra nuestros ríos. No deberían anteponerse intereses políticos y económicos al compromiso de mantener un medio ambiente en buenas condiciones.

– ¿Perteneces a alguna asociación o club de pesca que esté entre sus fines la conservación de los ríos?
Si, pertenezco a la sociedad cántabra FARIO, que puede presumir de ser una sociedad que demuestra preocuparse por el medio ambiente y sus habitantes.

7º Gestión
– ¿Consideras que la pesca recreativa y deportiva debería ser exclusivamente sin muerte? ¿Por qué?
¡Pues claro que debería ser sin muerte! ¿Cómo que por qué? Pues por varios motivos.
El principal, que se acaban los peces, y como se acaben los peces, se acabó la pesca y podremos culparnos de haber contribuido a la desaparición de lo que más queríamos. Entonces sí que serán cuatro los que se preocupen por los ríos. A ver si lo entendemos de una vez ¡joder! Y dale con el cormorán, la nutria, la garza, el abejaruco chico…¿o éste no? Pero si he visto hasta palomas torcaces comiéndose alevines de trucha mientras saciaban su sed en las orillas poco profundas del río, por favor.Lo que hay que hacer es dejar de pedir más y dejar en el río las que hay.
Y porque no creo que nadie tenga la necesidad de comerse los peces que pesca. Tío, si te gusta la trucha, ¡prueba la merluza, el rape, el bonito del norte, la lubina!, ¡incluso la lubina de piscifactoría! ¡flipas seguro! Al precio que está no me cabe duda que te sale más barato que ir a pescar.
Y porque me da vergüenza ajena cuando veo a otro pescador matar un pez. Me resulta un acto cruel y sin sentido.

– ¿Crees que las normativas de pesca se adaptan a la realidad de la situación de los ríos?
Se adaptan a la realidad de los que viven el río desde la oficina, a la realidad de los que lo viven desde la ignorancia y a la realidad de los que lo viven desde el egoísmo. Pero en absoluto lo hacen a la realidad que viven los propios ríos. Es de vergüenza y nosotros solo tenemos a nuestro alcance mecanismos muy lentos, demasiado lentos y tediosos.

– ¿Tienes alguna opinión acerca de cómo podría mejorar la calidad de pesca en tus ríos habituales?
Tengo muchas y variadas. Pero me las reservo, pues no quiero seguir hiriendo la sensibilidad de lectores. Bastante cariño me habrán cogido ya.

8º Compañeros de pesca
– ¿Habitualmente pescas solo o acompañado?¿qué prefieres?
Pesco generalmente acompañado, con mi “equipo de pesca”. Somos tres amigos dentro y fuera del río y ese es el mayor secreto de nuestro éxito. Unos nos enseñamos a los otros, todos aprendemos algo de los otros. Compartimos conocimiento, alegrías y penas. Somos un matrimonio a tres.
Pero si hay que ir solo a pescar, pues se va 😉

– ¿Cómo consideras tú que es un buen compañero de pesca?
Como los míos, sin ninguna duda. Compañeros de verdad.

– ¿Cómo te definirías como pescador respecto a los que te acompañan?¿es fácil compartir contigo el río?
Yo me veo bien, ja, ja. Es muy fácil pescar conmigo, me rijo por la educación y si el rio es para pescar uno solo o si vamos en plan rececho, se va tirando a los peces de uno en uno, cediendo el turno secuencialmente, te toque la grande o la pequeña. Solo se salta la secuencia cuando ante el descubrimiento de un gran pez, se oye desde atrás…”¡Dejádmelaaaaa a miiiii, por favoooorrrrr!”

9º Formación
– ¿Cuáles han sido tus principales fuentes de formación en la pesca con mosca?
Principalmente, y que me perdonen todos los demás que han aportado y compartido su conocimiento conmigo, Aitor Coterón. Él fue quien me abrió las puertas de un nuevo mundo que yo no había conocido jamás y gracias a eso conocí a muchos pescadores de renombre y también a quién hoy en día es uno de mis compañeros de pesca. He de reconocer con humildad, y orgullo a la vez, que mucho de lo que aprendí en acción de pesca en el río, se lo debo a un chaval que conocí cuando el apenas arrastraba 16 primaveras. ¡Así como lo cuento!, ¡con todas las letras!, ¡y no me pongo ni colorado! Así que recomiendo no buscar la experiencia solo en los años de pesca, sino en lo bien que se hayan aprovechado esos años.

– ¿Has ayudado a formarse a algún pescador novel?
Desde luego. Quien me ha pedido ayuda la ha recibido. Pero hace un par de años que comencé a adiestrar en serio, prestando todo mi conocimiento y sin esconderme ningún as en la manga, a un par de cachorros que dierona su manera unos excelentes resultados de pesca. Recuerda, resultados no es sinónimo de números.

– ¿Sigues preocupado por formarte como pescador?
Por supuesto. Lo estaré eternamente durante mi vida. Lo contrario sería creerse más bueno de lo que realmente uno es y a un servidor eso de ser presuntuoso no le va nada.

– Dentro de las que forman en compendio de la pesca con sedal pesado ¿Cuáles son (y por qué) las disciplinas que más te motivan a la hora de formarte?
El lanzado. Su descubrimiento, estudio, práctica y transferencia al río, fue un paso de gigante en mi evolución como pescador a mosca. Sin duda, el más grande que habré dado durante el camino. Poner la mosca más o menos donde y como uno quiere, es la esencia de la pesca a mosca. Y con las técnicas actuales para las que se utilizan desde hace años los equipos de pesca a mosca, esa esencia está desapareciendo.

10º Equipo
– ¿Puedes describirnos, además de los modelos y marcas, las características de tu equipo habitual de pesca?
Mi equipo habitual es una caña Sage TCX de 9’ para línea del 5 y cuando quiero disfrutar de capturas de menor porte, uso una Maxia MX 9’ para línea del 4, cañas que yo mismo he montado. El carrete suele ser cualquiera de los que poseo, que tienen ciertas característicasen común: ligereza, potente freno y gran diámetro de bobina. Por citar sus nombres y apellidos, se trata de un Waterworks Lamsson Ula Force 2X y de un Loop Opti Creek.
La característica principal de estos equipos es sencilla: ligereza y potencia.

– ¿Sueles adaptar el equipo a la modalidad y el escenario de pesca?
Al escenario sí, pues no es lo mismo ir a por peces de 30cm, que ir a por peces de más de 50cm. Pero a la modalidad en absoluto; anda que no llevo cachivaches en el chaleco, como para tener que llevar una caña de más por si me apetece pescar a de otra manera –igual si digo “pescar a ninfa” se ofende alguien, que la gente anda muy irascible-.
Hasta el momento no se ha presentado la ocasión en que haya necesitado otro equipo. Bueno si, una vez que no pude controlar el pez que habría sido el de mi vida, eche en falta una caña del 8 y un terminal del 0,24mm. Pero todo no se puede y además no recuerdo bien si era un sueño o realidad. Si tuviera que cargar toda la jornada con un equipo más pesado, únicamente por el “por si acaso”, no sé qué sería de mi espalda a estas alturas. Este equipo es más que suficiente para sacar verdaderas vacas burras, si usamos el equipo de manera adecuada y el resto del equipo está a la altura de la situación. Aunque se lee cada cosa sobre equipos adecuados…

– ¿Pruebas nuevos equipos y materiales?¿Has descubierto alguno que te haya sorprendido o que quieras destacar?
Sobre todo me gusta mucho probar líneas y cañas. Gracias a mi faceta de rodbuilder he podido y seguiré pudiendo probar un buen puñado de diferentes blanks. Y gracias a internet he podido probar otro buen puñado de líneas. No obstante, tengo un cajón con más de una docena de líneas modernas.
El descubrimiento más relevante de los últimos años han sido las cañas switch. Tanto así ha sido, que este año terminé comprando y montando un blankswitch Maxia 2HL de 12’ para líneas ligeras.
En lo relativo a material de montaje de artificiales, prefiero dejar que prueben otros.Como ya he remarcado en varias ocasiones a lo largo de la entrevista, a mí la imitación me importa relativamente poco.

Haritz Santutxu -haritz-

Escrito por Admin

Deja un comentario