Actualmente todos tenemos nuestras cajas llenas de ninfas del tipo “perdigón”, ninfas que generalmente destacan por sus innumerables brillos y colores y que, unas más otras menos, todas son pescadoras.

Esta ninfa, aun teniendo alguna característica común en su montaje con estos nuevos patrones, como el barnizado, se asemeja más a las clásicas, usando para su elaboración seda, pluma y cobre sobre un anzuelo con cabeza metálica.

Los colores son oscuros, como las ninfas naturales de primeros de temporada,  los brillos solo se lo dan los colores cobre de brinca y cabeza, dándole bajo el agua la pluma de CDC el sugerente movimiento que la imprime “de vida”.

Podemos montar este patrón en anzuelos de tamaño del 12 al 16, siendo este último el usado en esta ocasión.

Foto 1: Materiales usados: pluma de CDC y de gallo pardo de León, seda gütermann de color marrón oscuro, cobre y dubbin color chocolate Brown.


Foto 2: Sujetamos en el torno un anzuelo Castor C105 BL donde previamente he ha introducido una bola de tungsteno de 2,8 mm.


Foto 3: Cubrimos la tija del anzuelo con una cama de seda (que previamente hemos destrenzado y pasado a una bobina) atrapando el hilo de cobre con una segunda vuelta.


Foto 4: En la siguiente vuelta atrapamos unas fibras de pluma de riñonada de gallo de León pardo que harán los cercos de la mosca.


Foto 5: Llegados a la cabeza aplicamos una gota de cianoacrilato con el fin de sujetar y colocar en su sitio la bola y que la seda quede bien sujeta de manera que en acción de pesca no se resbale del anzuelo.


Foto 6: Acabamos de dar la típica forma cónica al cuerpo y lo brincamos con el hilo de cobre.


Foto 7: Damos al cuerpo una capa de cianoacrilato que hará que la seda coja su color de mojada y una vez haya secado, otra capa de esmalte de uñas transparente que dará brillo al cuerpo.


Foto 8: Elegimos una pluma de CDC de color avellanado acorde al color de la mosca, le quitamos las fibras de la base y cortamos la punta para que queden atrapadas las fibras sin raquis.


Foto 9: Intentamos atrapar el máximo de fibras posible, fibras que posteriormente darán “vida” a la mosca


Foto 10: Cortamos la pluma y aplicamos al hilo el dubbin con el que haremos el tórax cubriendo parte de la cabeza.


Foto 11: Recortamos la pluma de CDC y mosca terminada.

Enrique Revuelta. -revuki-

Escrito por Admin

Deja un comentario