Amigo conmosquero, por fin llega a esta sección la solución a todos tus males: El tricóptero de ciervo.

¿Eres mal montador? ¿te da pereza ponerte ante el torno? ¿No tienes “los hilos” o andas escaso de material? ¿Te da pánico intentar igualar unos cercos? ¿Eres incapaz de poner unas alitas? ¿Los parachutes no son lo tuyo? ¡No importa, nada de esto necesitas para montar el trico de ciervo, es facilísimo y no requiere la exactitud milimétrica de otros montajes!

¿Cansado de dar flotabilizador a tus moscas? ¿Harto de darle a  la gomita para secar  tus CDC? ¿Gastas más Kleenex que Depardieu resfriado? ¡Olvídate de todo! El tricóptero de ciervo, gracias al exclusivo diseño de los pelos huecos de ciervo, aporta una flotabilidad insuperable. Un par de falsos lances… y ¡listo!

¿Problemas con el dragado? ¿Derivas incorrectas? ¿Tus posadas son más bastas que un tertuliana televisiva en la cola del Pryca? ¡El trico de ciervo no necesita posadas delicadas: Es capaz de aporrear el agua, llamando la atención del truchón de turno, y provocar su ataque fulminante!

Y aunque ninguno de los males  descritos  te afecte, puedes igualmente pescar con el trico de ciervo: el bálsamo de fierabrás no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios para un verdadero caballero.

Por si esto fuera poco, el tricóptero de ciervo se ve perfectamente, lo puedes usar en  tándem como indicador de picada, además  es prácticamente indestructible y, aunque está especialmente indicado para corrientes, me atrevería a decir que funciona en  todo tipo de ríos y situaciones. Afortunadamente tampoco es  infalible, si lo fuera la pesca sería aburridísima…

Ni las resabiadas truchas del Ucero se resisten al trico de ciervo.

La receta: Aunque admite muchas  variantes con resultados igualmente satisfactorios (con/sin jáquel, con/sin antenas, gran variedad de cuerpos, brincados o no…), mi combinación preferida es la siguiente:

  • Anzuelo Grip 11011BL del 14 o 16.
  • Hilo de montaje negro.
  • Cuerpo: Avestruz oliva. Una sola fibra y sin torsionar. Impregnar previamente la tija del anzuelo con barniz o Loctite, queda una mosca indestructible.
  • Tejadillo: Ciervo, si es soriano mejor que mejor.
  • Jáquel rojo.

Este montaje admite gran cantidad de variantes, todas con buenos resultados.

Yo suelo empezar las jornadas con un tándem de ninfa chocolate abajo y trico de ciervo arriba. En cuanto sube la primera trucha al trico, la chocolate se va a la caja.

Pues nada más: Aunque dudo que haya algún conmosquero que todavía no la haya probado, te invito a recuperar esta mosca tan fácil de montar y tan pescadora.

Gerardo Pérez de las Casas.-Orbigo-

 

Escrito por Admin

Deja un comentario