Presento un montaje realizado con cuerpos de tungsteno con los que hacer ninfas y perdigones de manera fácil y rápida, aunque su mayor ventaja es realizar ninfas pequeñas con un peso grande, pesando el cuerpo más pequeño 0,35 gramos para un anzuelo del 18 ó 16 y el mayor de los cinco existentes a 1,5 gramos para un anzuelo del 12.

En este montaje el caparazón es de 1 gramo y está montado en un anzuelo Dohiku del 12.

Cinco tamaños de dos colores, oro y plata.

 

Con cianocrilato se pega el cuerpo al anzuelo. El cuerpo viene provisto de una ranura en la que encaja a la perfección la tija del anzuelo.

El cuerpo queda siempre por encima de la tija por lo que la apertura del anzuelo no se ve mermada.

Con el hilo de montaje del color que deseemos para el cuerpo, se montan unos cercos, en este caso microfibets.

Se cubre el cuerpo con el hilo. Si éste resbala, una microgota de cianocrilato en el cuerpo hará que quede fijo.

Con hilo negro se hace una bufanda negra que simula el saco alar. Si se prefiere se puede pintar con laca de uñas negra, a mí me resulta más fácil la bufanda y las truchas no notan diferencia.

Se le da las capas del barniz preferido por cada uno. Yo doy una de cianocrilato y una o dos de laca de uñas trasparente.

Ninfa terminada.

Enrique Revuelta. -revuki-

Escrito por Admin

Deja un comentario