No se que tendrá el flequillo, pero algunos de los peores y más selectivos truchones de nuestros rios, se deciden a menudo a picar con este modelo de emergente. Bajo mi experiencia y punto de vista de principio de temporada, cuando los peces no comen los grandes subimagos de rhodani que bajan al ritmo de la corriente, lo hacen en muchas ocasiones sobre las “Klinkhammer” y sobre estás emergentes con “tupé”. Una pega nada más, hay que estar continuamente secando la mosca, dado que no tiene hackle y trabaja muy placada.

    Ficha de montaje:
  • Anzuelo: Tmc -2487 BL – del nº 16.
  • Seda de Montaje: Gudebrod BCS 30 (oliva media) 12/0.
  • Exhuvia: Rayón de Madeira equivalente al 3256 de la paleta (carne).
  • Abdomen: Gütermann oliva 431 de la ref 753 brincado en color huevo.
  • Tórax: Oreja de liebre color oliva.
  • Saco alar y “flequillo”: Cul de canard gris oscuro.
  • Cabeza: Seda de montaje rematada con cianocrilato.

Fijamos la seda de montaje en el anzuelo.

Atamos dos vueltas de un trozo de torzal de rayón de madeira carne que dará lugar a la exhuvia.

Cortamos a la medida que creamos oportuna y deshilachamos el rayón con unas aguja.

Para elaborar el abdomen de la emergente, fijamos pimero el cabo de seda Gütermann  en la curva del anzuelo y a continuación según avanzamos al ojal, atamos el hilo de la brinca.

Enrollamos primero el cabo de seda para dar forma al cuerpo y a continuación hacemos lo mismo con la brinca para configurar el anillado del abdómen del insecto.

Antes de colocar el saco alar, colocamos un par de vueltas de dubbing de oreja de liebre.

Sujetamos 3 o 4 plumitas de cul de cannard, calculando la longitud necesaria a la hora de hacer el saco alar y tener un flequillo al que no haya que cortar demasiado una vez finalizada la mosca.

Cortamos el sobrante de las plumas de cul de cannard y colocamos en la seda de montaje la cantidad necesaria de oreja de liebre para hacer el tórax.

Atamos el tórax procurando dejar el hueco suficiente por delante para colocar el flequillo de la imitación.

Abatimos hacia delante las plumas de cul de cannard y con dos vueltas de seda fijamos el flequillo al anzuelo, elaborando a la vez el saco alar de la emergente.

Sujetamos con dos dedos el flequillo y tiramos de le hacia atrás (hacia la curva del anzuelo), dejando en ese momento el espacio necesario para hacer la cabeza de la imitación, dando 3 o 4 vueltas de seda de montaje. Si la longitud del “flequillo es excesiva, cortamos a la medida que creamos necesaria.

Anudamos, rematamos con una gotita de cianocrilato y la mosca queda terminada.

Daniel Agut. -Larubia-

Escrito por Admin

Deja un comentario