Este segundo artículo sobre las hormigas aladas se centra en una serie de imágenes relacionadas con la pesca de ciprínidos durante esos días en los que ellas salpican ríos y embalses.

En este caso solamente hemos colgado fotos de barbos y carpas (aunque he de reconocer que pescar ciprínidos menores como cachuelos o calandinos con dípteros y hormiguillas es muy entretenido en las tardes de primavera y verano).

Estas tres fotos son las que resumen los momentos previos a la pesca durante una eclosión de hormigas.


Las nubes dejan pasar algunos rayos de sol después de la lluvia, ¡es el momento!.


Aspecto del parabrisas durante una lluvia de hormigas.


Restos de algunas de ellas en el coche.

Ahora toca la elección, ¿carpas o barbos?

OPCIÓN A)


Al llegar al agua nos percatamos de que las piedras de las orillas ya se encuentran tapizadas de hormigas.


Un macho de “sementera” intentando escapar de la humedad de la orilla.


Macho placado en la superficie del  embalse


Las hormigas que han caído al agua intentan escapar de una muerte segura.


Cebada de dos grandes carpas


Primer plano de una de las imitaciones


Carpa rendida con una gran imitación de hormiga (2.5 cm. de largo) en su boca.


Carpa rodeada de hormigas.


El resultado de una buena presentación a una gran carpa.

Al final de día uno se da cuenta de que en la naturaleza todo se aprovecha.

OPCIÓN B)


Al llegar al embalse ya podemos ver a los barbos alimentándose frenéticamente.


Al acercarnos al agua podemos observar cómo está todo tapizado de hormigas


El viento arrastra a las orillas sus cuerpos sin vida

Y los barbos van detrás de ellas dependiendo de a dónde las dirijan las corrientes de aire. Os mostramos la secuencia de los barbos alimentándose en superficie.


dos sp. de hormigas que han eclosionado el mismo día.

la hormiga y la imitación artificial de foam

detalle de la imitación en la boca de un potente barbo común

un barbo común posando para la foto

detalle de la cabeza de un gran barbo comizo capturado con hormiga.

Tognin luchando con un bonito ejemplar

Ahora os toca elegir a vosotros, y para ponerlo más fácil os mostraremos en sucesivas entregas tres montajes paso a paso de algunas de las artificiales que podemos emplear para su pesca.

Pedro Cordero Pedrazo –Pedrín-

Escrito por Admin

Deja un comentario