“Malditas sean las truchas del Porma y maldita sea su estampa”.

clip_image001

12:00 del medio día de un soleado y caluroso día de julio. Me encontraba en la zona de la vaquería, en la conocida Tabla de Castrillo de Porma, castigando la rasera de la margen derecha con el agua por la cintura. Cientos de “veleros” de color amarillo verdoso descendiendo al ritmo de la corriente, decenas de cebas pegadas a los juncos y a mi alrededor un fuerte olor a cerebro quemado. Viendo la forma de subir y comer de los peces, el sentido común me hablaba de truchas comiendo subimagos o emergentes, pero mis imitaciones no funcionaban.

clip_image002
Río Porma (Coto El Condado)

Que las truchas del Condado te lo pongan difícil no es ninguna novedad, cuestión que obliga a poner al máximo rendimiento los “seis sentidos” que tiene el pescador. La frustración termina por aparecer cuando todas aquellas imitaciones “infalibles” y probadas, que uno guarda en la recámara, empiezan a fallar sistemática y estrepitosamente.

La fe que uno pueda tener en ciertas imitaciones es directamente proporcional a la efectividad de las mismas en las jornadas de pesca anteriores a la que nos encontramos; resumiendo, el buen resultado de la imitación una semana antes en Palencia y ese color oliva tan alternativo con el que había montado algunas imitaciones, me dio el empuje suficiente para probar suerte con la “manowar” y así poder arañar al río los últimos minutos de eclosión y media docena de bonitas fario del Porma, de esas que no tienen, o casi no tienen, pintas rojas.

clip_image003
Una bonita  trucha del Porma (Coto El Condado)

Todo montaje tiene su historia, y sobre todo, unos orígenes más o menos exóticos en cuanto a fundamentos pesqueros. Lo que si tengo claro, es que la capacidad de observación, es y será siempre la base del descubrimiento y evolución de una buena imitación; además, sin querer arriesgarse a unos cuantos bolos, es imposible averiguar las polifacéticas propiedades de cualquier mosca.

Allá por el mes de julio del año 2000, nos encontrábamos mi amigo Gabi y yo “echando el sereno” en el TLSM del Carrión en la localidad de Pino del río, más en concreto en la llamada por algunos pescadores “Tabla De Las Piedras” a mitad del mencionado tramo. Con el río hirviendo de cebas hasta bien entrada la noche, no fuimos capaces de engañar ni a las despistadas; cero a cero en el marcador. Mientras apurábamos la botella de vino durante la cena, las elucubraciones acerca del fracaso, y sus causas, se iban sucediendo; finalmente, concluimos con que debíamos haber pescado con un 0,10mm y no con el 0,12mm.

clip_image004
Tabla de las piedras en verano. Rio Carrión (LSM Pino del Rio)

Al día siguiente, con los primeros rayos de sol, mientras disfrutábamos del frescor de la mañana, volvimos a la misma zona de río que nos dio la cura de humildad. En las telarañas de las orillas, todo un clásico para cualquier mosquero, estaba la clave de lo acontecido el día anterior, ya que además de las miles de gotitas de rocío, adheridos a ellas abundaban pequeños insectos alados de color canela que no llegaban a los 3 mm de longitud. Se trataba de unos pequeñísimos tricopteros con alas en color avellana y cuerpo oliva medio. Con el torno y el material de emergencia que teníamos en una bolsa, confeccioné a pie de río algunas pequeñas imitaciones con dubbing y cdc en un anzuelo el 20 corto.

clip_image005
La Manowar antes del corte de alas

Ficha de montaje:

  • Anzuelo:

Kamasan B410 o similar nº 24 al 16. Tamaño ideal un 20. Tamaño de la imitación 22.

  • Seda montaje: Oliva clara.
  • Cercos:  no lleva.
  • Cuerpo: dubbing oliva claro color verde amarillento.
  • Hackle:  Gris medio
  • Alas: Cul de canard avellana, sin cortar

 

La pequeña mosca nos dio uno de los mejores días de pesca al “alimón” que hemos tenido y que recordaremos, lanzando a distancias de no más de 2 metros en las corrientes más fuertes y contemplando los explosivos ataques de las truchas a nuestras imitaciones. Se convirtió en una de las imprescindibles del Carrión en verano. Debo admitir, muy a mi pesar,  que en la mañana del estreno de la mosca, hubo un pequeño, pero significativo, retoque importante que no fue de mi cosecha. Minutos antes de la pescata, la mosca no se mostraba lo suficientemente eficaz, fue Gabi, no recuerdo porque, quien decidió recortar el tejadillo de cdc hasta la curva del anzuelo y así descubrir su auténtica efectividad… pequeños detalles que hacen a una mosca grande.

clip_image006
La Manowar  después del corte de alas

Ficha de montaje:

  • Anzuelo: Kamasan B410 o similar nº 24 al 16. Tamaño ideal un 20. Tamaño de la imitación 22.
  • Seda montaje: Oliva clara.
  • Cercos:  no lleva.
  • Cuerpo: dubbing oliva claro color verde amarillento.
  • Hackle:  Gris medio
  • Alas: Cul de canard avellana, cortado

Debido a nuestros gustos musicales y como estábamos en la ribera del “Carry on”, bautizamos a la mosca con un nombre “friki”, más exactamente con el nombre del conjunto de rock que daba título a la canción y por supuesto, nombre al Río.

clip_image007
Trucha del Carrión sereno

Dentro de las pruebas que pudimos realizar con la mosca, la experiencia no nos permitía mucha variedad en cuanto a colores; el cdc siempre canela o avellana, puntualmente dun, el hackle siempre gris medio y el cuerpo oscilando en diferentes tonos de oliva. En el río Carrión, siempre funcionaba la imitación con verde botella oscuro y oliva medio, en tamaños comprendidos entre el 16 y el 22.

clip_image008
Manowar con dubbing verde oscuro

Ficha de montaje:

  • Anzuelo: Kamasan B410 o similar nº 24 al 16. Tamaño ideal un 20. Tamaño de la imitación 22.
  • Seda montaje: Oliva clara.
  • Cercos:  no lleva.
  • Cuerpo: dubbing oliva oscuro, color green drake o similar.
  • Hackle:  Gris medio
  • Alas: Cul de canard avellana, cortado

Con la experiencia añadida del Condado, en el Río Porma, la imitación se convirtió en una buena “emergente”, la cual con un tono de cuerpo y tamaño adecuado, servía para pescar al agua, antes y durante cualquier eclosión de olivas en cualquier época del año, sobre todo en los tramos regulados de León, Palencia y Burgos. Con el mencionado carácter de emergente que le dimos, realizamos pequeñas variaciones sin hackle y con oreja de liebre y anzuelos curvos, que funcionaba ocasionalmente bien en el Porma y Órbigo en verano.

clip_image009
Emergente manowar liebre amarillo verdoso

Ficha de montaje:

Anzuelo: Tiemco 2487 BL o similar nº 20 al 16. Tamaño ideal un 18. Tamaño de la imitación 18.

  • Seda montaje: Oliva clara.
  • Cercos:  no lleva.
  • Cuerpo: dubbing de liebre amarillo verdoso.
  • Hackle:  no lleva
  • Alas: Cul de canard avellana, cortado

 

Desde un punto de vista pragmático, la “manowar” tuvo pocas evoluciones posteriores, salvo intentar buscarle nuevos horizontes y alternativas para situaciones puntuales de necesidad. Los últimos bolos cosechados con esta mosca, pienso que por una utilización indebida en situaciones que no lo recomendaban (un exceso de fe en determinados momentos y con determinadas imitaciones, nos lleva a veces a cometer errores estúpidos), la condenaron al destierro dentro de  mi  caja de “viejas glorias”.

Fue hace tres años, cuando otra nueva observación a pie de río, hizo que volviera a pensar en utilizar nuevamente la olvidada mosca.

Pescando en el Tormes en junio, más en concreto en el coto de Galisancho, había una eclosión no muy importante de ignitas. La selectividad de los peces en plena eclosión era, como siempre en este río, desesperante, estresante y las truchas solo comían puntualmente pequeñas imitaciones de subimagos montados con cuerpo extendido de dubbing oliva amarillento.

clip_image010
Subimago de ignita con el Tormes de Galisancho en Junio de fondo

clip_image011
Imitación ignita Tormes cuerpo extendido

Ficha de montaje:

Anzuelo: Kamasan B410 o similar nº 20 al 18. Tamaño ideal un 20. Tamaño de la imitación 18.

  • Seda montaje: Oliva clara.
  • Cercos:  Riñonada flor de escoba o pardo aconchado.
  • Cuerpo: dubbing verde amarillento sobre anzuelo (color subimago de ignita) y extendido sobre base de pelo de ciervo cubierto del mismo dubbing .
  • Hackle:  Gris medio
  • Alas: Cul de canard dun, cortado

 

 

clip_image012
Manowar subimago de ignita

Ficha de montaje:

  • Anzuelo: Kamasan B410 o similar nº 24 al 16. Tamaño ideal un 20. Tamaño de la imitación 22.
  • Seda montaje: Oliva clara.
  • Cercos:  no lleva.
  • Cuerpo: dubbing oliva claro color verde amarillento(color subimago de ignita).
  • Hackle:  Gris medio
  • Alas: Cul de canard dun, cortado

Las moscas de cuerpo extendido que tenía en mi caja duraban a lo sumo dos picadas, dado que había montado dichos cuerpos extendidos directamente en la aguja sobre la seda de montaje y no sobre una base más sólida y resistente. Reflexionando sobre la posible mosca que pudiera sustituir a las enclenques ignitas de cuerpo extendido, recordé la silueta de la”manowar” y me dispuse a utilizarla con el color adecuado. Tanto la de cuerpo extendido como la protagonista del artículo, tenían la misma estructura desde la curva del anzuelo hasta el ojal y en lo referente a engañar peces, ambas lo estaban haciendo con la misma efectividad. Visto desde abajo, donde las truchas seleccionan su comida, la imitación era a grandes rasgos muy similar, porque en función del grado de levantamiento del abdomen del insecto real, los cercos y parte del mismo podrían llegar a desaparecer del campo de visión de los peces.

clip_image013
Manowar subimago ignita por debajo

clip_image014
Subimago de ignita cuerpo extendido por debajo (abdomen poco levantado)

clip_image015
Recuperando una trucha en el Coto de Galisancho

En ese momento, recordé aquella frase que algunos montadores y pescadores experimentados me habían repetido en numerosas ocasiones: “Existen conceptualmente dos tipo de moscas, las que pescan peces y las que pescan pescadores y luego peces”.

Dentro de la denominada “escuela impresionista” en el montaje de moscas, podemos ser, más o menos realistas. Una misma imitación, puede simplificarse de manera importante sin perder un ápice de efectividad. La conclusión es obvia, al menos para mi y creo que es posible pescar con el mismo éxito, con diferentes grados de realismo, con moscas que imiten el mismo determinado estadio de insecto; tan solo debemos pensar en cada momento lo que queremos complicarnos la vida.

Daniel Agut Verburg. -Larubia-

Escrito por Admin

Deja un comentario