En estas fechas connotadas de fiestas, uno se pone a pensar en el año moribundo. Hay cosas que sólo se confiesan en el secreto de la vida del alma. Yo soy igual que los demás, que los pobres, que los ricos, que los pescadores desesperados, que los pescadores presumidos, que los pescadores modestos a cuya sombra presumo de acercarme.

Así pensando en el año que se va se me ocurrió escribir una nota diferente que sigue siendo uno de mis pensamientos de las orillas peropiromaníaque no habla de pesca. Espero que me perdonen los Quijotes del río. Se me ocurrió hablar de mi libertad ese ideal humanista que muchos buscan y pocos encuentran. Y empecé a preguntarme:

– ¿Dónde encuentras tú, ruin cascacañas, la libertad? ¿La encuentras en el río pescando a tu aire y sin presión ninguna, sin piraguas por supuesto? Y la respuesta fue NO porque así y todo sigo dependiendo de obligaciones técnicas, preocupaciones de captura, limitaciones de terreno, limitaciones físicas etc…

– ¿La encontrarás entonces cuando escribes, cuando nadie te obliga a nada, cuando eliges los temas a tu antojo? Y la respuesta fue NO porque cuando escribo tengo que atenerme a los imperativos del idioma, cualquiera que sea, de las leyes que gobiernan las ideas y las palabras al escribir. Son inimaginables las cadenas que aprisionan al escritor exigente.

– Bueno, guy, no jodas, cuando escribes un poema nadie te obliga a nada de nada, ¿no andas libremente por los mares de tus emociones? Y la respuesta fue NO porque dependo, que lo quiera que no, de todos mis modelos, de mis poetas preferidos como García Lorca o Charles Baudelaire que se colaron en mi alma como el gusano en la manzana.

Nubes Rojas 08

– Entonces Guy lo lamento mucho ¿qué es lo que nos queda, la pintura quizás? Y la respuesta fue SÍ porque no me considero un buen pintor, más bien un pintor dominguero pero cuando pinto no tengo ninguna referencia, ningún modelo que me pueda avasallar, dibujo cualquier cosa, la borro, la tiro a la papelera, vuelvo a cubrir el papel cantando (para quien me conoce cantar es señal de independencia total porque encima invento las canciones) no me someto a ninguna técnica, únicamente a la que se me antoja y que no es una técnica sino un capricho, una ocurrencia estrafalaria. Hoy decidí, sin motivo serio, corregir a mano limpia un cuadro que no me gustaba, mojé los dedos en una asquerosa solución de un amarillo chillón y libre como un niño pequeño, empecé a garabatear con rayas y curvas el cuadro que no me convencía. Luego sin preocupación por el resultado, me subí al palomar para contarlo al ordenador porque de súbito tomé conciencia de que aquello era el espacio donde más libertad tengo. No digo de total libertad pero casi, casi. ¡Chicos! Pinté con las yemas de mis dedos, de la derecha y de la mano izquierda que es de risa ¡es la primera vez! Me siento nuevo. Lo celebraremos con Champán.

guyRoques 17 dic.07

Escrito por Admin

Deja un comentario